Boí Taüll acaba en números positivos

Compartir:

El pasado domingo 8 de abril también se dio por finalizada la temporada 2017-2018 en Boí Taüll. La estación más alta de los Pirineos ha logrado acumular gruesos de nieve de hasta 6,28 metros, casi el doble de la media alcanzada durante las pasadas 5 temporadas.

Pese a que todavía no han cerrado el ejercicio, las abundantes nevadas han permitido que las pistas de esquí tuvieran una afluencia constantes de visitantes que le permitirá cerrar el año con resultados positivos.

Sin embargo, las copiosas nevadas de este año han supuesto que muchos días fuese obligatorio el uso de cadenas para poder acceder a la base de la estación de esquí, situada a 2.20 metros de altura. Esto no ha permitido superar los días de esquí acumulados durante el año pasado y la temporada 2017-2018 en Boí Taüll se ha cerrado con un total de 131.026 forfaits vendidos, un 8% menos que en 2016-2017.

Afortunadamente, la ocupación hotelera en el conjunto residencial del Pla de l’Ermita sí se ha incrementado, por lo que los ingresos solo se han visto reducidos en un -3,77%.

La procedencia de los esquiadores que han visitado las pistas sigue siendo mayoritariamente de Catalunya (un 60% de los nacionales), pero también ha sido muy importante la presencia de esquiadores procedentes de Madrid (un 20%), y de Valencia (un 15%).

En cuanto a los llegados del extranjero, se ha notado un repunte de los clientes venidos desde Francia y Portugal.

Desde las pistas, quieren mostrar su agradecimiento a los trabajadores de la estación, en especial a los de montaña, por ofrecer el mejor servicio posible, incluso en las condiciones climáticas más adversas.

Gracias a su esfuerzo, ha sido posible que Boí Taüll celebrara eventos como el Dorado Junior FWJT** i los Campeonatos de Catalunya Masters de Esquí Alpino.

Entre los nuevos servicios ofrecidos por las pistas de esquí destaca el Freeride Bus, que ha tenido muy buena acogida. Este autobús gratuito cubría dos itinerarios fuera pistas, Vall de Moró y Ginebrell, remontando a los esquiadores hasta la bases de la estación.

Por si os han quedado ganas de más, desde Boí Taüll nos recuerdan que el complejo hotelero del Pla de l’Ermita seguirá abierto los fines de semana ofreciendo actividades lúdicas, culturales y gastronómicas.

Xavier González, director general de la estación de esquí, se despedía satisfecho con las cifras conseguidas durante la temporada 2017-2018 en Boí Taüll, y agradecido con los esquiadores que han estado en sus instalaciones “aunque la climatología no ha permitido disfrutar a nuestros clientes al 100% de las buenísimas condiciones de nieve”.

Un post de:

Deja tu comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
Notificarme sobre

Síguenos en

Newsletter

Revista Solo Nieve

Catálogo Solo Nieve 2019