Cuando hace pocas semanas que ha empezado la temporada de invierno 2013-14, el presidente de la Real Federación Española Deportes de Invierno, Eduardo Roldán, comparte sus sensaciones y expectativas para este año olímpico.

 

Es una temporada importante, con Juegos Olímpicos de invierno. ¿Qué expectativas tenemos como RFEDI?

En esta RFEDI tenemos que constituir un equipo compacto, lo más amplio posible. Así creo que podremos trabajar para tratar de cumplir las expectativas, algunas de buenos resultados pero también expectativas de deportistas e ilusiones que están puestas en una preparación olímpica.

 

Estos días empieza la Copa del Mundo de esquí alpino, los fondistas están participando en pruebas FIS y el equipo de Snowboard pronto comenzará su Copa del Mundo. ¿Qué se espera de cada uno de los deportes y los deportistas?

Creo que en cualquiera de las disciplinas tenemos algunos deportistas que tienen opciones y han demostrado que las tienen: Carolina Ruiz, Laura Orgué, Queralt Castellet, Lucas Eguibar… Pero al margen de eso, que es tangible ya que han demostrado su valía, creo que hay otros deportistas que están en expectativa de conseguir resultados y estoy esperando que alguno de ellos dé un salto. Sé que los deportes, sobretodo los de invierno, tienen esta cara tan variable en cuanto a condiciones de competición, dependen de la meteorología, de la psicología del momento, de la animación, dependen de muchos factores. Espero que alguno de los deportistas chicos o chicas que tenemos haga algún resultado que nos impresione a todos.

 

Todos los equipos necesitan unos presupuestos, no obstante, la RFEDI está lidiando con recortes. ¿Cómo se hace?

Lo llevamos mal porque estamos teniendo que dejar desatendidas algunas actividades que no deberían de dejarse desatender. Creo que estamos concentrando todo el esfuerzo en los deportistas y los deportes, pero la Federación necesita más flujo de dinero. Tenemos que estar presentes en más sitios, esto significa dinero en transporte, alojamientos y tenemos que limitar mucho estas actividades y esto no es bueno. Tendremos que hacer un sobreesfuerzo en el futuro para que se atienda al deporte pero también estas necesidades.

 

¿Cuáles son estas actividades?

En un momento determinado tenía que estar apoyando a nuestros deportistas. Estos días yo tenía que estar en Beaver Creek con Carolina pero no voy por el coste del viaje. No estamos en condiciones de poder permitirnos estos movimientos. Hay ocasiones en las que sí que he estado y cuando hablo de mi también hablo de otros representantes de la Real Federación Española que a mi me parece que sería bueno que estuvieran en competiciones y eventos donde ellos están posicionados, pero no podemos hacerlo por esta restricción económica.

 

A pesar de las dificultades, siguen organizándose grandes eventos deportivos de invierno en España.

España entró en el conjunto de naciones que organizan y están apoyando los deportes de invierno hace ya bastantes años. Se ha demostrado que ha habido una línea de actuaciones diversas en zonas de España, esencialmente en Andalucía en Sierra Nevada y en Cataluña en La Molina y también en Espot. Creo que Cataluña ha ayudado a entrar en una buena dinámica a España, con la celebración de Copa del Mundo, finales de Copas del Mundo y Copas de Europa. Me parece que hay que valorarlo muy alto porque es un esfuerzo no solamente deportivo sino también organizativo y debemos recordar que el sector de la nieve apoye es muy importante. Pero es una pelea en la que hay que seguir y seguir porque no se puede pensar que España puede seguir si no hay una labor interna de promoción y planteamientos ante las organizaciones y las estaciones que no son solamente ellas sino sus instituciones como FGC en la Generalitat de Catalunya o como es la Junta de Andalucía y CETURSA. Hay que estar constantemente pendientes de que ellos tengan esta promoción por parte nuestra y así conseguimos que se mantengan estas competiciones que son muy importantes. Tengo que recordar el Big Air de Barcelona, que fue sorprendentemente brillante cuando emuló al de Londres que ya existía en la FIS.

 

¿Qué te parece aplazar los JJOO de Barcelona al 2026?

En su momento dije que era una pena porque cuanto más se anticipe y acelere mejor, visto desde mi posición. Entiendo perfectamente las razones por las que el alcalde Trias ha retrasado al 2026. Lo que yo le manifestado a él y también a su equipo, a la concejal Maite Fandós, es que mi preocupación es que no se pierda la línea de actuación en deportes. Yo creo que tienen esta intención: Que no se produzca un vacío este tiempo y estoy predispuesto a ayudar a Cataluña, Barcelona y la Cerdaña y para que la energía que han aportado no se pierda.

 

Uno de los motivos de Trias fue el nivel deportivo que había comentado el sr. Bach. ¿Estamos tan mal?

Si alguien quiere basar el derecho de un territorio a ser candidato de unos JJOO al hecho relativo de que no haya grandes deportistas de invierno, que los hay, a no tener un equipo muy potente como para conseguir éxitos está queriendo dar una larga cambiada al asunto. A mi no me parece que sea un razonamiento y creo firmemente que eso es una excusa que no tiene argumento. Me parece que en España se ha reconocido tanto nacional como internacionalmente que Barcelona’92 fue un fenómeno que disparó a los deportes a partir de entonces. Y no se ha hecho la cuenta al revés. Barcelona 1992 no se consiguió ni si quiera se accedió a ser candidata porque hubiera grandes deportistas, no fue un gran momento, como sí lo ha sido posteriormente. Esta generación de oro lo es a partir de Barcelona’92. Tuvo grandes beneficios para España, seguramente nunca se reconocerán todos ellos, pero uno ha sido paro al deporte universal, porque España no era un país deportivo y ahora sí lo es.

España puede tener deportistas de invierno independientemente de que haya unos juegos olímpicos y seguramente conseguiríamos deportistas de invierno porque tendrían más facilidad si tenemos un proyecto de candidatura en marcha porque hará que tengamos proyectos de proyección de deportistas.

 

Barcelona acoge el congreso de la FIS. ¿Qué importancia tiene?

Para esta RFEDI, igual que ha tenido importancia la celebración de carreras internacionales en la estaciones de España, el congreso significa una confianza puesta en España. No viene de por sí, sin más, viene porque hay una progresiva presencia de España en la FIS a través de todas las actividades compartidas y organizadas, donde la Federación Internacional ha tenido esta confianza. La repercusión que puede tener es reafirmar más todavía esta solvencia y prestigio en cuanto a país de los activamente colaboradores de la FIS. El Congreso también marca unos finales y principios de la FIS, allí se celebran elecciones de todo tipo de agentes oficiales y del Consejo Ejecutivo, que se celebra en Barcelona y además también del Presidente de la FIS y en este caso coincide en Barcelona. Para cualquier aspiración para Barcelona en los deportes de invierno es de total coherencia que se muestre abierta a acoger este evento, el más importante en su estructura.

 

Hablando de elecciones, este año tocan en la RFEDI. ¿Te presentas?

Sí. Ya lo dije en el mes de julio 2013, cuando fue la Asamblea, dije claramente que soy candidato. Se celebraran durante la primavera – verano del año que viene – y quiero continuar porque tengo ganas, ilusión y creo en lo que estoy haciendo. Será en este caso, reafirmar que la gente cree que lo estamos haciendo correctamente.