Excelente Purísima
PUBLICIDAD Billboard

Cuando se acerca la Purísima, los esquiadores solemos ponernos un poco nerviosos. Y no es para menos. Por un lado se tienen muchas ganas de esquiar, por otro se sabe que va a haber mucha gente esquiando y por otro, y el más importante, nunca se sabe con certeza cómo estará la nieve y cómo habrá podido gestionarla nuestra estación preferida.

PUBLICIDAD Content_1

En nuestro caso, y desde hace muchos años, pasamos la Purísima en Grandvalira. En mi opinión, cuando tienen que ser varios días de esquí, cuatro en esta ocasión, hay que decantarse por una estación grande. Ya no solo por la cantidad de kilómetros abiertos, también es importante, en mi opinión, los servicios que puedas necesitar, que se multiplican cuando vas en familia. Al fin y al cabo, cuando vas solo a esquiar, al menos en mi caso, me conformo con que haya nieve bajo mis esquís. Pero cuando vas con la familia y amigos hay que estar pendiente de muchas más cosas.

Viernes. Primer día de «Purísima»

La estación nos recibió el viernes en muy buena condición. De manera sorprendente en las primeras horas no hubo mucha gente, así que pudimos disfrutar sin agobios, casi al revés, sorprendidos de estar prácticamente solos. Hay que decir que llegamos tempranito, pero estuvimos apurando hasta el final, prácticamente abandonamos a las 4 de la tarde, y la jornada transcurrió muy tranquila.

Así nos recibió la estación el viernes. No tenía nada de mala pinta…
.

En las horas centrales del día con más gente en pistas y algunas colas de las que se pasan rápido. Con solazo pero fresquito. Bien, perfecto para el primer día de la familia. Cada uno buscando sus posiciones y acomodándose a los esquís, botas y deslizamiento. ¡Cómo nos gusta esquiar!

Ganas de nieve y de sol.
.
Cogiendo posición en las primeras bajadas…
.
Con Javi y familia. Grandes aficionados no se pierden un día… Y menos de los buenos.
.
Las primeras horas pasaron sin gente en las pistas.

Sábado, con gente y sin agobios

El segundo día, sábado sí que se notó más gente en pistas, sobre todo a partir de las 11 de la mañana, pero nada como saberse mover por una estación para ir sorteando las filas más grandes. Sol de nuevo. ¿Qué más se puede pedir?

PUBLICIDAD Content_2
Que toda la familia vuelva a casa con esta cara no tiene precio.
.

El esquí en familia es, sin duda, el esquí que más satisfacción me produce. Me gusta toda la variedad de «esquí» que puedes tener en nuestro deporte, pero el de familia te da cosas que los otros no pueden ofrecerte. El ver cómo crecen tus hijos como esquiadores, que suele ir acompañado del paso natural de los años, es una satisfacción única. Ver cómo se inician los sobrinos, cómo sigue disfrutando tu mujer, tu hermano… Afortunadamente tenemos muchos fines de semana al año de esquí, pero el de la Purísima es un fin de semana siempre especial, y uno de los motivos es ese, que va toda la familia. ¿Hay más gente? Bueno, es un fin de semana con bastante gente, pero no tiene por qué ser un fin de semana de agobio. Solo tienes que saber moverte un poco.

Domingo. Tercer día de Purísima. ¿Dónde está la gente?

Si el sábado me llamó la atención que no hubiera agobios en las filas y mucho menos en las pistas, el domingo apareció como un día de, aparentemente, poca afluencia. Creo que mucha gente decidió viajar temprano y nos dejaron esquiando muy tranquilos. Sé que la afluencia ha sido grande, porque he visto los números y veía cómo estaba el aparcamiento, pero me sorprendió lo bien que se distribuyó la gente. Las fotos que veis no son elegidas, de las muchísimas que tengo podía haber puesto casi cualquiera y en todas hay poca gente. ¿Dónde estaban? No lo sé, pero estaban. Cuando bajamos al parking, en torno a las 14’30 seguía habiendo muchos coches. Misterio.

El debutante (quinto día de esquí) disfrutó como nunca de su nuevo deporte favorito. Unas condiciones ideales para ir descubriendo la estación. Poca gente y buena nieve.
.

Lunes de placer

Me gusta el sol, está claro. Esquiar con buena nieve y sol es un lujo. Pero también me gustan, y mucho, los días que nieva. ¿Qué prefiero? Si tiene que ser como los días de este puente de la Purísima, sin duda el última día, nevando, fue el más satisfactorio. La nieve estaba excelente, no había nadie en pistas, solo el viento de las partes altas nos molestó un poco. Y que la hora de salida tenía que ser temprana. Pero aún así esquiamos de 9 a 12 con unas condiciones increíbles.

Lo mejor de todo fue poder esquiar solo con los niños, que ya quieren esquiar mejor, hacer ejercicios, perfeccionar, buscar sensaciones… El día perfecto. ¿Sabes esos días en los que los esquís hacen lo que tú quieres que hagan? Pues eso, pero sumado a que vas con dos niños que también sienten lo mismo.

PUBLICIDAD Content_3

¿Nieva? Pues mucho mejor. Como dijo el pequeño lo mejor sería que nevara con sol, pero hasta que eso pase prefiero los días que nieva como nevaba el lunes, despacio, sin pausa y sin estridencias. Una nevada tranquila, al menos en las partes medias y bajas de la estación. Que los copos se vayan colocando para dar ya paso al invierno de verdad, al que está llegando, al que nos va a dejar unas buenas Navidades de nieve. El invierno que nos abraza para llenarnos, otra vez, de satisfacciones. Pronto serán las vacaciones de Navidad, y volveremos a esquiar en familia. Lo mejor de esquí, de lo mejor de la vida.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Artículos de interés:

7 consejos para el primer día de esquí

Comienzo de temporada excelente

Queridos amigos, estamos empezando los mejores días para ir a esquiar. Espero que lo estéis disfrutando ya, y si no ha podido ser así, ahora vienen unos fines de semana buenísimos para ir a esquiar.

PUBLICIDAD Content_4

.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

6 comentarios en «Excelente Purísima»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.