HEAD ha llevado a cabo este sábado 11 de marzo una prueba única y en primicia en nuestro territorio. Con un aplastante éxito y satisfacción por parte de todos los implicados. Y es que gracias a todos los participantes, colaboradores, patrocinador y en especial al apoyo técnico de los organizadores como son la estación de esquí Masella y Camp Base, la HEAD 12 H MASELLA ha sido todo un éxito.

La prueba de esquí alpino ha consistido en un descenso continuo por una pista cerrada para este evento. El objetivo ha sido realizar el mayor número de bajadas en el menor tiempo posible por parte de los equipos participantes integrados por uno, dos o tres esquiadores.

Los equipos han elegido la estrategia de paradas y relieves que han considerado oportunas con el objetivo de dosificar el esfuerzo, a la vez para sacar el máximo rendimiento de cara la consecución del podio. Pero también han sido muchos esquiadores que han participado individualmente, con el objetivo de poner a prueba su capacidad física y mental en un descenso continuo. El perfil de participantes ha sido muy variado: esquiadores muy competitivos de clubs de esquí, pero también grupos de amigos que se han querido poner a prueba y, también, familias con equipos integrados por hermanos, primos, etc.

El  buen ambiente a sido una de las constantes en la zona de boxes donde los participantes han hecho los avituallamientos, los relieves y han tenido el apoyo de los fisioterapeutas durante las 12 horas. También la zona del “village” ha sido muy concurrida por los participantes y el público en general. En este punto las marcas colaboradoras han permitido degustar diversos productos gastronómicos y probar el material de los expositores.

La HEAD 12 horas se ha podido celebrar en la estación de Masella (La Cerdanya, Pirineo de Girona) aprovechando la particularidad que tiene el dominio esquiable nocturno más importante de los Pirineos.

La prueba se ha puesto en marcha a las 8 de la mañana, después de las clasificatorias, con una espectacular salida tipo Le Mans. Y ha finalizado al cabo de 12 horas con la bandera de cuadros en el arco de llegada, ya en plena noche. El tentempié de la noche y el reparto de premios han puesto punto final de una emocionante jornada de deporte, competición, pero también de compañerismo y “fairplay” entre todos los participantes.