La sociedad que constituirán un grupo de empresarios andorranos capitaneados por Joan Viladomat y la firma andorrana Mountain Peak Developments vinculada a los propietarios y gestores de la estación austriaca de St. Anton tendrán de plazo hasta el 15 de diciembre para hacer efectiva la oferta para quedarse con el 76% de las acciones de Secnoa, la empresa actualmente pública que explota las pistas de esquí de Arcalís.

Hasta la misma fecha, por supuesto, tendrán de margen para presentar propuestas aquellas empresas que lo consideren oportuno y que encuentren atractivo el pliego de bases aprobado este viernes por el comú de Ordino en relación al concurso convocado, por un lado, para alargar cincuenta años la concesión a Secnoa y, por otro, para permitir la entrada a esta sociedad de capital privado, tal como informa ‘AltaVeu’.

Asegura este medio de comunicación que la alianza entre Viladomat y Mountain Peak Developments está muy avanzada. Tanto, que incluso ya habría al menos una preconstitución de la nueva sociedad que formalmente concurrirá al concurso público. De esta manera, el actual máximo accionista de Saetde y, hasta ahora, firma que formalmente se había interesado por entrar en el accionariado de Secnoa, evitará la incomodidad expuesta por el comú d’Encamp de ver como una sociedad donde él participa invierte en una parroquia que no es la suya. 

Asimismo, Viladomat dispondrá de un nuevo socio capitalista para afrontar las necesidades de tesorería para la operación. Para adquirir el 76% de las acciones, el socio privado tiene que hacer una aportación mínima de tres millones y avalar la inversión del telecabina valorada en 7 millones de euros, asumida por Secnoa, según ha vuelto a recordar este viernes la corporación Ordino.