Grandvalira afronta con muy buenas perspectivas el puente de este fin de semana. La estación andorrana tendrá la práctica totalidad de sus pistas abiertas gracias a la gran cantidad de nieve caída en estas últimas semanas. Los amantes de los deportes de invierno que se acerquen al dominio pirenaico entre este próximo viernes 6 de diciembre y el domingo día 8 podrán disfrutar de la superficie esquiable abierta más grande de la Península Ibérica, con 202 kilómetros y 114 pistas. Los remontes se encontrarán también casi a su máximo rendimiento, con un 90% de las instalaciones en funcionamiento.

Otra buena noticia para los esquiadores que visiten Grandvalira este puente de principios de diciembre es la cantidad y calidad de la nieve acumulada. El grosor es de entre 100 y 170 centímetros de nieve polvo. Además, las previsiones apuntan a que el tiempo acompañará los próximos días y los aficionados podrán disfrutar de la nieve con una meteorología favorable.

En cuanto a los snowparks, Grandvalira continúa trabajando en la preparación del Snowpark El Tarter con el objetivo de llegar a abrir el máximo posible la que es la línea de módulos y saltos más larga de los Pirineos. En cuanto a Xavi Snowpark, se abrirá parcialmente con una línea intermedia, donde los aficionados al freestyle que se inician tendrán a su alcance entre 4 y 5 módulos.

Los servicios de la Escuela de Esquí y Snowboard se encontrarán igualmente disponibles en su totalidad. Además de productos conocidos como los monitores Top Class o las clases colectivas y particulares, esta temporada Grandvalira estrena la nueva sección Freeride Center, que permitirá a los esquiadores descubrir la nieve virgen en compañía de un monitor especializado en el esquí fuera pistas.

Los clientes de Grandvalira también tendrán a su disposición un gran número de actividades de aventura este inicio de campaña. Motos de nieve, mushing, raquetas de nieve y construcción iglús son algunas de las otras posibilidades para toda la familia.


Más opciones para disfrutar de la gastronomía

Los servicios de restauración de Grandvalira también estarán abiertos completamente, con el estreno de varios espacios como gran aliciente. Uno de ellos es el Pasta Box Gall de Bosc, en Soldeu, un restaurante de comida rápida pero con pasta de calidad y una nueva terraza. También se estrena el restaurante Solanelles y su lounge y self -service, con una cocina de mercado hecha a base de materias primas cuidadosamente seleccionadas, y una elaboración casera .

Otra propuesta interesante es el Cala Bassa beach Club, un exclusivo Snow Lounge en Pas de la Casa que ofrecerá la misma cocina mediterránea que elabora el CBBC Restaurante de Ibiza, pero introduciendo algunas novedades más adecuadas para el clima pirenaico. En este repaso a los nuevos espacios de restauración no podemos olvidarnos de la terraza del Red Chill- Out, con grandes vistas de la zona freeride de Encampadana, en el sector de El Tarter, o el Iglú Bar del Plan de las Piedras, en el sector Grau Roig, que se inaugura con una estructura de hielo espectacular.

Las posibilidades de après ski también son numerosas y para todos los gustos. Encontramos opciones como el restaurante El Abarset, con una nueva terraza y zona lounge, o la terraza Nordic -Lounge Gall de Bosc, en Soldeu.

www.grandvalira.com