Grandvalira estrenará una torre de salida en el Campeonato del Mundo del Kilómetro Lanzado

Por primera vez, Grandvalira y los Pirineos serán  escenario de los Campeonatos del Mundo del Kilómetro Lanzado. La Federación Internacional de Esquí (FIS) ha otorgado a la estación andorrana la organización de los próximos mundiales de la especialidad, después de haber acogido los últimos tres inviernos pruebas del circuito de la Copa del Mundo. La última edición de los mundiales tuvo lugar en Vars, Francia.

La prueba se disputará en la pista Riberal del sector de Grau Roig y presentará una novedad muy importante que podría marcar tendencia en los próximos años. A la salida se ha instalado  una torre de 10 metros de altura que ha sido autorizada y validada por la FIS como rampa de lanzamiento con el objetivo de dar un plus de velocidad a los esquiadores, lo que debe permitir alcanzar los 200 km/h.

El austriaco Klaus Schrottshammer posee el actual record de esta pista con 185,19 km/h. Estos últimos días, el personal de Grandvalira ha procedido al montaje de la torre en el mismo lugar donde estará situada la estructura de hierro galvanizado durante la competición. Ya se han hecho las primeras pruebas en seco de la torre para comprobar estabilidad, anclajes y otras medidas de seguridad. En este sentido, el impulsor de la torre y director de actividades de Grandvalira-Saetde, Nadal Antor, ha destacado que “lo primero que hemos tenido en cuenta es la seguridad. La torre ha sido certificada por el Colegio de Ingenieros de Canales, Caminos y Puertos de Barcelona y aunque nos ha dado alguna noche de insomnio, el resultado ha sido muy agradecido. La estructura es un prototipo único en el mundo que ha hecho la empresa catalana, Cover-Teg. Es la primera vez que se produce una estructura así para una competición de esquí”.

Diseño único
La torre se ha diseñado con el visto bueno de los esquiadores top del circuito, como el italiano Simone Origone, actual “recordman” del kilómetro lanzado con 252,4 km/h. La estructura tiene un peso total de 4.778 kg y la base de salida de la plataforma puede aguantar hasta 500 kilos. Normalmente sólo se situarán en esta posición dos personas; el esquiador y el controlador. La longitud de la rampa tiene 18 metros y la anchura útil tiene 1,3 metros. Como se trata de la primera vez que se utiliza una torre de salida dentro de la disciplina del kilómetro lanzado, con competiciones reglamentadas desde los años 1930, Grandvalira ha preparado unas jornadas de entrenamientos libres del 12 al 16 de enero abiertas a todos corredores del circuito de la categoría reina, Speed ​​1, que quieran probar la rampa antes de los Campeonatos del Mundo. En este sentido, Antor explica que a partir de la visita de estos corredores “esperamos su feedback por si hay que hacer alguna modificación”.

El Mundial se celebrará del 28 de febrero al 1 de marzo y seguidamente, los días 2 y 3 de marzo, se disputarán dos pruebas del circuito de la Copa del Mundo.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!