A lo grande. Si en breve tenéis pensado desplazados a China tenéis que apuntar en vuestra agenda una visita a la ciudad de Harbin, que desde hace unos días cuenta con la pista indoor de nieve más grande del mundo. Detrás de la misma se halla el conglomerado de empresas chino Wanda, grupo de empesas que tiene el 20% del club Atlético de Madrid de fútbol.

Este nuevo espacio indoor de nieve, que ve la luz después de cuatro años de duro trabajo, cuenta de un total de 80.000 metros cuadrados, de los que 60.000 están destinadoa a las pistas de nieve, distribuidas en seis pistas y una capacidad de 3.000 personas al día.

El nacimiento de este nuevo referente en los deportes de invierno y del esquí se enmarca dentro del complejo turístico Ciudad Wanda de Harbin, y nace con una clara ambición. No quiere conformarse con ser una destinación para los apasionados de la nieve y del esquí, sino que aspira a acoger alguna de las pruebas de los Juegos Olímpicos de 2022 que se disputarán en China. De hecho, los miembros del Comité Olímpico Nacional ya han visitado unas instalaciones que en principio van a ser usadas por más de 30 clubs, que, como ya ocurre por ejemplo con MadridSnowzone, quieren utilizar sus instalaciones en beneficio de sus esquiadores.

Sus dimensiones lo convierten en la instalación indoor de nieve más grande del mundo, el doble que la anterior que ostentaba este récord, la de SnowWorld Landgraaf en Holanda.