A la espera de la importante nevada anunciada para esta noche, las estaciones de esquí de San Isidro y Leitariegos han aprovechado esta semana las tímidas precipitaciones blancas para que las máquinas pisapistas fueran uniformando el pequeño manto blanco, a la vez que los cañones continuaban con su trabajo de innivación artificial.

El Principado ya anunció ayer que hoy abrirá sus dos estaciones de esquí: Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares. El vecino espacio blanco de la estación del enclave invernal leonés del Alto Porma y el Alto Curueño pondrá en marcha, de momento, algo menos de la mitad del total de su superficie esquiable. Por ahora estarán en servicio un total de siete pistas y cuatro remontes. Los espesores de nieve polvo-dura oscilan en este espacio entre los diez y los treinta centímetros. Valgrande-Pajares sólo podrá abrir hoy 1,1 kilómetros, tres pistas con espesores de nieve dura entre los 15 y 30 centímetros.

En las estaciones leonesas continuarán hoy las labores de acondicionamiento de pistas, a la espera de las precipitaciones anunciadas a partir de la medianoche. Los cañones continuarán realizando su labor para consolidar y aumentar el manto blanco, mientras los operarios rematan paravientos, vallas de seguridad, balizamientos y otros elementos de la zona esquiable.

Durante la jornada de hoy la Diputación informará sobre las condiciones de apertura de sus dos estaciones y dará a conocer número de pistas y remontes que estarán en marcha mañana.

Los dos enclaves invernales estrenarán los nuevos forfaits diseñados: uno de cuatro horas, que sustituye a los de mañana y tarde, y el del día del esquiador: todos los martes de temporada baja. También los discapacitados contarán por vez primera con abonos anuales a precios especiales. San Isidro tiene pendiente para primeros de año la inauguración de la nueva cafetería El Rebeco.

Fuente: www.san-isidro.net