Las emotivas lágrimas de Mikaela Shiffrin al ver el vídeo de Emma Lundell
PUBLICIDAD Billboard

Las emotivas lágrimas de Mikaela Shiffrin

«El 20 de diciembre 2012 fue especial para mí por muchas razones: gané la primera prueba de la Copa del Mundo, y tuve la satisfacción de conocer a cEmma. Ella me mantiene conectada a la tierra a día de hoy, a pesar de que sólo la conocí durante cinco minutos. Si quieres saber por qué, haga clic en el enlace». Ésta es una de las últimas publicaciones de la joven esquiadora norteamericana Mikaela Shiffrin, doble ganadora de la Copa del Mundo SL, del Mundial y de los Juegos Olímpicos. A día de hoy, ‘Mika’ es una de las estrellas del esquí en Estados Unidos y a nivel mundial, y tiene todavía un enorme futuro por delante, da su juventud. Pero ya a finales de 2012 empezó a demostrar que sabe hablar tanto en la pista como fuera de ella, tal como nos ha recordado www.expressen.se. En una de sus últimas publicaciones se recuerda una de las historias más bonitas protagonizadas por esta joven deportista de enorme corazón. Schiffrin, que ya se encuentra en Sölden preparándose para el inicio de la Copa del Mundo, acababa de realizar una sesión preparatoria cuando se puso a ver un vídeo que Sport-Expressen le había llevado desde Suecia. 58 segundos más tarda, la campeona olímpica rompía a lorrar. «Oh, Dios mío», fueron sus palabras. El por qué de las lágrimas Para entender la reacción de Mika, hay que retroceder en el tiempo, cuando con tan sólo 19 años Shiffrin se imponía en la cita de la Copa del Mundo de Are (Suecia). Tras lograr el triunfo la presión mediática se cernió sobre ella, que sólo pensaba en estar con los suyos y celebrar su primer triunfo. «Estaba emocionada y cansada. Pensaba que no tenía tiempo para todo el mundo, que no quería hablar con los medios de comunicación, sólo irse a casa y estar con su familia». Pero, en éstas que se le acercó la niña de 11 años Emma Lundell, de Örnsköldsvik en Suecia, quien le dijo estas palabras. «Tengo cáncer, ¿te importaría hacer una foto?». Mikaela quedó impactada por este encuentro, el cual en su día lo hizo público en su muro de Facebook. En aquel entonces Emma centró la batalla en la lucha contra la leucemia, la cual parece ser que está superando. Ya no tiene que recibir quimioterapia y ya ha vuelto a esquiar.  La propia joven sueca recuerda que Schiffrin «me dio fuerzas para seguir adelante», recordándonos de nuevo que a veces con un pequeño gesto se pueden lograr grandes cosas. Éste es parte del mensaje que Shiffrin vio en el vídeo que se le mostró, en el que Emma explica que «tú y tu madre fuistes muy amables y humildes. Hoy ya no estoy en quimioterapia. Me encuentro mucho mejor. Mi cabello ha crecido de nuevo y me siento más fuerte cada día». Tras ver estas primeras palabras Schiffrin no podía dar crédito. «¿Es eso Emma?», y 58 segundos después Mika no pudo contener las lágrimas; emocionada decía: «¡Oh, Dios mío. Guau! No sé por qué estoy llorando ella es tan linda, ella es tan bonita. Se la ve tan bien. Dios mío, me hace tan feliz», para posteriormente pedir ella mandarle un mensaje a Emma: «Emma, estoy tan contenta que estés san. Tu cabello es hermoso, y me encanta tu acento. Dios, es simplemente genial. Estoy tan contenta y espero volverte a ver, tal vez en Are. Pienso mucho en ti, y estoy muy contenta de conocerte porque me mantuvo conectada a la tierra cuando llegué a ser arrogante. Pienso en lo difícil que habrá sido. Te deseo lo mejor».    ]]>

PUBLICIDAD Content_1

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.