Los días de intensa nevada en los que el cielo nos regala centímetros y más centímetros de nieve fresca, salen los cazadores de powder de debajo de las piedras, esquiadores ávidos de nieve polvo dispuestos a esquiar antes que nadie las líneas vírgenes más deseadas.

En una estación como Grandvalira, el dominio esquiable más grande del sur de Europa, con 210 km esquiables, 118 pistas y 6 valles contiguos interconectados gracias a más de sesenta remontes, es vital afinar el tiro, saber dónde encontrar los spots más fáciles y accesibles para llegar antes que los demás y darte un buen atracón.

Estos son los 5 spots freeride más accesibles:

Pic Blanc (Grau Roig)

Catalogada como Freeride Área, igual que encampanada. Se llega con el telesillas de 6 plazas Pic Blanc y un breve telesquí que nos abre las puertas del cielo a más de 2.500 m. Los esquiadores expertos se pondrán las botas. Los días de paquetón es una zona muy solicitada.

El terreno es escarpado, pendiente, rocoso y con multitud de canales para todos los niveles, pero además ofrece una pala central amplia y fácil de esquiar que cruza bajo la línea del telesilla Coma III. Los más pros tienen rocas para hartarse de volar.

Cubil (Grau Roig)

Para los que comienzan su jornada de esquí en Grau Roig es ideal. Desde lo alto del telesilla Cubil, mirando a Grau Roig, en el costado izquierdo encontramos una gran ladera virgen. Un fuera-pista de cómodo acceso, con pendientes suaves y fácil técnicamente, para esquiadores de todos los niveles.

Las bajadas transcurren por bosque abierto, con espacio para esquiar a velocidad y maniobrar con comodidad. Llegas hasta el mismo aparcamiento de Grau Roig, y si quieres complicarte la vida, cabe la posibilidad de cruzar el bosque y llegar hasta el Sunset Park Peretol, pero llegados a ese punto, no hay remonte de vuelta tocará volver a Grau Roig en autostop…

Bosc d’Espiolets (Soldeu)

A pie de pista, fácil de llegar, terreno variado con bosque, rocas para saltar, algún que otro claro donde esquiar rápido, pendientes moderadas y un par de canales donde complicarse la vida.

No hay mucho desnivel, son descensos cortos pero muy divertidos. Desde lo alto del telesilla Tossa Espiolets, tomamos la pista roja Llebre y a 50m encontramos la entrada a la izquierda. Trazamos una diagonal y nos adentramos en el bosque donde podemos darnos un buen festín. Tras las tormentas de viento, la zona intermedia del bosque acumula suculentos espesores.

Encampadana (El Tarter)

Gracias al telesquí Encampanada instalado en 2011, esta preciada zona fuera-pista es ahora más accesible que nunca y sin necesidad de patear como antaño. Ofrece toda una montaña virgen para esquiar por donde uno quiera y tres itinerarios marcados: Canal d’Encampanada, Canals de Solanelles y Bosc de Comellar.

Las dos primeras son palas abiertas y pendientes con ollas donde se acumula mucha nieve. Si optamos esquiar por El Comellar, en su cota más alta el terreno es abierto y con pendientes suaves, pero conforme bajamos el bosque se va espesando, aunque es perfectamente esquiable y muy divertido hasta llegar a la base de Riba Escorxada.

El Forn (Canillo)

Hace ya unas temporadas se señalizaron en el sector de Canillo tres itinerarios freeride, pero lo cierto es que poca gente los explota. Eso los convierte en una perita en dulce para los días de nevada intensa.

El Roc del Pous y la Canal de Maians son descensos con buena pendiente, imponente en algunos tramos y si los espesores son generosos, la nieve te envuelve sobrevolando la cabeza a cada giro que das. Se llega por la pista azul Rossignol, pasada la entrada de la pista negra Gaig encontramos  el acceso. El tercer itinerario, Serrat dels Miquelets, es más corto, va por el bosque y es mucho más light.

Otros

Los que llegan a Grandvalira por la frontera francesa también tienen su powder spot en el sector del Pas de la Casa. Si buscas powder en el Pas, debes dirigirte a la zona de Coll dels Isards, al fondo del valle. O bien saltar a Grau Roig por la zona de Antenes, desde lo alto de Costa Rodona bajamos hasta la llegada del telesillas de 4 Antenes que viene de Grau, desde ese punto trazaremos una diagonal lo más larga posible hacia la derecha y allí encontraremos un terreno virgen agradable y fácil con final en la base de Grau Roig.

La zona de Cortals, partiendo desde lo alto del Funicamp, es otra buena opción, virgen, tranquila y poco frecuentada.