El equipo de fondo de la RFEDI se desplazó la segunda semana de noviembre a Davos, Suiza, para seguir con los entrenamientos específicos en nieve. A mediados y finales de octubre estuvieron entrenando en la estación austriaca de Ramsau, donde anteriormente ya habían hecho otros dos stages. La primera de las seis concentraciones en nieve fue en Passo dello Stelvio,Italia. Tanto Orgué como Rojo han tenido una buena evolución y sus sensaciones en los entrenamientos han sido muy buenas. Estos días además les han sido útiles para probar todo el material y ver cual se adaptaba mejor a sus necesidades.

Motivación al máximo
El entrenador de fondo de la RFEDI, Franco Puntel, asegura que ve a los corredores “muy bien, muy motivados y con mucha ilusión de cara al inicio de la temporada. Después de la carrera de roller que hicimos, y con los buenos resultados obtenidos, estamos confiados en iniciar bien la temporada y que el trabajo durante estos meses dé sus frutos”.

Ha sido una pretemporada muy activa en el que Laura Orgué se ha proclamado campeona de la Copa del Mundo del Kilómetro Vertical de Skyrunning, una buena preparación física para el invierno que empieza. A parte de las concentraciones en nieve, con el fin de aprovechar al máximo los meses de verano los dos fondistas han entrenado rollerski, para no perder la dinámica del esquí de fondo, y han disputado varias carreras. Orgué y Rojo participaron en el Grand Prix Sportful de Italia donde obtuvieron el primer y décimo lugar, respectivamente.

La valoración de esta pretemporada de Laura es muy positiva, y asegura que “han sido unos meses de verano y otoño muy intensos, de volumen y muchos entrenamientos específicos que creo que nos han sido útiles.” Y añade que “es difícil siempre hacer una valoración sin apenas haber empezado las competiciones sobre los esquís, pero las sensaciones son buenas y tenemos algunos indicios tangibles de que las cosas van por buen camino.” Laura pone como un buen ejemplo de mejora la competición de rollerski en Italia “ya que mejoré mi tiempo del año pasado en más de un minuto.”

El de Davos ha sido la última concentración previa a las competiciones y Orgué confiesa que “el inicio de temporada siempre es algo duro para nosotros, nos cuesta coger ritmo de competición y adaptarnos al medio lleva un tiempo. Es por esto que mi objetivo en las primeras carreras no es el resultado, sino intentar coger esos ritmos de carrera de cara a poder afrontar las primeras copas del mundo en diciembre.”

Las primeras carreras de la temporada
El 20 de noviembres se desplazarán a Noruega para disputar una FIS en Beiostolen, y el siguiente fin de semana en Gala. La primera Copa del Mundo es el 5, 6 y 7 de diciembre en la estación noruega de Lillehamer, con las pruebas clasificatorias y finales de Sprint Free (SP F) el viernes 5 para ambas categorias, y el fin de semana con las modalidades de 5 km libres (5 km F) y 10 km de persecución (10 km C Pursuit) para la categoría femenina y 15 km de persecución (15 km C Pursuit) para la masculina, además de las clasificaciones generales.

Después de estas competiciones, Imanol viajará a Italia para correr la Copa del Mundo de larga distancia el viernes 12 en Livigno, y la Copa de Europa el fin de semana en Valdidentro. Por su parte, Laura volverá a casa unos días antes de afrontar la Copa del Mundo de Davos, Suiza, el 13 de diciembre. Y después tiene dos posibles retos en Italia, Copa de Europa de Valdidentro o la Ski Classic de Livigno.

Justo antes de Navidades, el equipo se reunirá para disputar la Copa del Mundo en La Clusaz, Francia.