Entre las novedades, destaca el nuevo Ski Pass Pyrénées 2 Vallées, una tarjeta que permite esquiar en los 247 Km esquiables de las estaciones de Saint Lary, Peyragudes, Piau Engaly y Val Louron, en departamento de Altos Pirineos. Precisamente Saint Lary celebrará por todo lo alto su 60 aniversario con actividades programadas a partir del mes de diciembre. Otra de las estaciones que celebra aniversario es Artouste, en los Pirineos Atlánticos. Las primeras aperturas de las estaciones del Pirineo francés están previstas del 24 al 26 de noviembre.

Otras novedades destacadas es el forfait “Privilège” de Les Angles que permite abrir las pistas acompañado de un guía; la Hyper Belvedère, una pasarela de 10 metros suspendida a 3.000 metros en el Pic du Midi donde divisar la majestuosidad de los Pirineos franceses; la App Blablarando que permite quedar con otros aficionados a las raquetas de nieve y senderismo para ir acompañado o la espectacular rampa de saltos Big Bag Air, de Piau Engaly, con colchoneta hinchable para aterrizar con seguridad.

¿Por qué los Pirineos en mayúsculas?

Según Anna Fontán, responsable de la oficina de turismo de Altos Pirineos, el Pirineo francés es “un destino de nieve en mayúsculas”. Del Atlántico al Mediterráneo, las 40 estaciones disponen de más de 1.000 pistas de esquí; de espacios únicos como el Pic du Midi con su Observatorio astronómico incluido, a 2887m, y uno de los mejores descensos free ride de Europa; y es la cuna del “ski & spa” con sus más de 15 centros termales como el Sensoria, en Saint Lary, el Aquensis, en Grand Tourmalet, o el Vaporarium, en Luchon Superbagèneres, el único de origen romano.

Los Pirineos franceses acogen también uno de los espacios nórdicos más grandes de Europa con más de 400 Km de recorridos marcados para esta disciplina. Origen del “Pirineísmo” y del ascenso a los “tresmiles” posee montañas como el Midi d’Ossau y el Vignemale y el circo glacial de Gavarnie, Patrimonio Mundial de la UNESCO. Estaciones con sello familiar Famille+ especialmente pensadas para familias, eventos internacionales como la Copa del Mundo de Freestyle en Font Romeu completan la oferta del Pirineo francés, redondeada por la gastronomía francesa típica de montaña.

23,1 millones de inversiones

En el capítulo de las inversiones, el presidente de la Confédération, acompañado por Anna Fontán, responsable de turismo de Altos Pirineos, han destacado los 23,1 millones de euros para modernizar las instalaciones de distintos dominios esquiables y hacerlos más eco-sostenibles. El 43 por ciento de estas inversiones se han destinado a modernizar los remontes mecánicos, el 32% para mejorar las pistas y el 11 y 7% respectivamente para la adquisición de material y aparcamiento público.

En cuanto al balance de la temporada anterior destaca el hecho que de los 4,57 millones de días de esquí del invierno 2016-17, 450.000 (10%) fueron de esquiadores españoles procedentes de País Vasco y Navarra, Madrid, Cataluña y Aragón, por este orden. El volumen de negocio global en los remontes mecánicos de las estaciones de esquí alcanzó los 103 millones de euros, un 2% más que en el año anterior, mientras que en los 15 centros termales se logró una cifra de negocios de 13,21 millones de euros con un registro de 1,06 millones de entradas.