Los temporeros argentinos buscan alternativas al Pirineo andorrano
PUBLICIDAD

Los temporeros argentinos buscan alternativas al Pirineo andorrano

Trabajar en las estaciones de esquí andorranas ya no resulta tan atractivo para los temporeros. Y es que últimamente Baqueira Beret y las estaciones del Grupo Aramón se han proyectado como una de las opciones más valoradas por los temporeros con nacionalidad argentina o chilena.

Según informa la propia prensa andorrana, la precariedad en el mundo laboral frena el interés por los trabajos de invierno en Andorra y algunos temporeros ya optan por las mencionadas estaciones de esquí españolas.

Los temporeros argentinos buscan alternativas al Pirineo andorrano

El problema emerge a pocos días para empezar la temporada de invierno 2021-22, cuando las estaciones andorranas comienzan a contratar a los temporeros. La mayoría de este colectivo hace lo que en el sector se conoce como doble temporada.

Trabajan cinco meses en el hemisferio sur, en las estaciones de esquí argentinas o chilenas, y otros cinco meses en las del hemisferio norte, sobre todo en las estaciones de esquí andorranas.

Sin embargo, este año a la problemática habitual de la falta de alojamientos a precios asumibles para sus nóminas, se añade el condicionante de las vacunas homologadas. Y es que en Argentina las vacunas autorizadas no son las mismas que en Europa, aunque este no sería un motivo determinante para descartar a Andorra para ir a trabajar.

Los temporeros argentinos buscan alternativas al Pirineo andorrano

En el contexto laboral actual las condiciones son ya casi iguales en las estaciones catalanas, aragonesas y andorranas. Por el contrario, el alojamiento resulta bastante más económico en las primeras. Este condicionante es lo que hace que empiecen a optar por trabajar fuera del Pirineo andorrano.

Según informaba el pasado domingo el digital DiariAndorra, o ayer mismo Altaveu.com, los salarios en las estaciones andorranas no están en concordancia con el coste de la vida del país en lo que se refiere a los alojamientos en el mercado inmobiliario.

En consecuencia, alquilar un piso es un coste que se escapa de los bolsillos de los temporeros, que ven cómo no consiguen ahorrar ni, en algún caso, pagar los gastos habituales de su día a día. Este invierno, por tanto, están optando por las estaciones aragonesas y catalanas. Baqueira Beret, por ejemplo, ofrece una importante oferta de plazas de trabajo para los temporeros y, además, hay más opciones de alojamiento y alimentación a precios más económicos.

Deja un comentario