Más de 600 participantes en un Salomon Quest Challenge de récord en Masella

El Salomon Quest Challenge vivió un sábado de récord en la estación de Masella en el que, incluso, agotó todos sus dorsales disponibles. El dominio esquiable situado en Girona recibió a más de 600 participantes que se subieron sobre los esquís o la tabla de snow con ganas de disfrutar y competir en equipo en una prueba que ya se ha consolidado como una de las más divertidas y originales de la temporada de invierno.

El día amaneció de la mejor manera posible: con un sol radiante que ya anunciaba que se podía esperar un sábado de récord. A las nueve de la mañana, los stands de la organización empezaron a recibir a los esquiadores y snowboarders y a repartirles sus petos, la pinza de control y el mapa. Este último, como siempre, uno de los mejores aliados de todos los participantes para diseñar la mejor estrategia a la hora de afrontar las pruebas. “Primero iremos a la Davallada a hacer el Slalom Gigante y luego nos vamos para el Snowpark de La Pleta a probar el skicross. Dejemos el freeride de l’Atrevida para el final que será el más difícil”, decían algunos. Equipos formados por padres e hijos, otros con mayoría de jóvenes, grupos de esquiadores de clubs y, también, algunos bien pequeños que, en el Salomon Quest Challenge. se enfrentaban a su primera competición de telemark como Aleix, Sascha y Pau, a los que animaban con un:“¡gas al talón libre!”.

A las 10h arrancaría la competición y los equipos buscarían el gigante, el freeride, el banked slalom y el skicross en la Davallada,  l’Atrevida, la Pleta y en el SnowPark de la Pleta. Marcando la pinza justo antes de salir a la señal de “3,2,1 ya”, los participantes, de todos los niveles, se sentirían, por una mañana, como casi auténticos profesionales. Sería el fuera pistas del freeride el que les pondría en más aprietos, mientras que en el skicross harían una bajada conjunta a tres que dejaría más de un salto espectacular. “La verdad es que es muy divertido. Lo estamos pasando genial. ¡El slalom gigante nos ha encantado y el freeride tenía un punto de dificultad pero lo hemos completado bien!” comentaba uno de los equipos más veteranos del Salomon Quest Challenge. El gigante y el banked slalom, con sus puertas y sus giros, les harían disfrutar y las balizas, escondidas por la estación, harían exprimirse el cerebro a más de uno: “Sabéis dónde está la baliza de La Pia?” preguntaba un grupo intentando recibir alguna pista por parte de la organización. También, intentarían sumar puntos extras poniendo su mejor sonrisa y haciéndose una foto junto a un técnico del staff situado en un determinado punto de la estación.

Sobre la una del mediodía irían llegando los equipos de nuevo al village y, tras recoger su gorra Salomon de regalo, su número para el posterior sorteo y hacerse con algún que otro detalle cortesía de M&Ms, San Miguel, Isdin o Audi, el speaker daría paso a la entrega de premios. Los equipos más rápidos subirían al podio de Masella para hacerse con el ya tradicional trofeo en forma de cencerro y, después, todos esperarían con ganas el sorteo de productos Salomon y Suunto.

A las tres llegaría el momento de bajar el telón de la edición más multitudinaria del Salomon Quest Challenge: una cita de récord, con más de 600 participantes, sold out de dorsales, buen tiempo y un gran ambiente en Masella. Una mañana familiar, divertida, especial y única que será difícil de olvidar.

Tras su paso por la estación gerundense, el Salomon Quest Challenge llevará su fórmula de competición por equipos en la nieve a Sierra Nevada, que espera su llegada el 8 de abril.

Pin It on Pinterest

¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!