Fiel a su estilo la estación de Masella vuelve a avanzarse y este viernes de nuevo se convierte en la primera estación de los Pirineos en abrir, en inaugurar la temporada de esquí 2017-2018. Gracias a las bajas temperaturas que se han registrado en la estación desde el día 4 de noviembre, que han permitido trabajar intensamente con la red de la nieve producida, y a que el frío ha venido acompañado de nevadas que han teñido la montaña de blanco y han dejado ya un paisaje invernal, Masella pondrá en marcha este viernes 10 de noviembre las instalaciones a partir de las 12 h. A partir del sábado el horario de las instalaciones será el normal. Hoy viernes se abrirá la pista y el telesilla de Coma Oriola.

A partir de ahora se irán abriendo sectores, de manera progresiva, con el fin de ofrecer el máximo número de pistas y remontes. La estación permanecerá abierta ininterrumpidamente hasta que las condiciones de la nieve lo permitan. Con esta apertura tan temprana, Masella ofrece la temporada de esquí más larga de los Pirineos, con más de cinco meses de esquí.

Y tras la puesta en marca el viernes, el fin de semana tienen previsto abrir con:
-Espesores de nieve: 20 a 30 cm
-Calidad: nieve polvo
-Pistas: 6 pistas (Coma Oriola, Les Fustes, La Cova Enamorats, Aparador y Debutants del Pla de Masella)
Remontes: Telesilla de Coma Oriola, Telesilla Masella Jet y Cinta del Pla de Masella.
Desnivel: 550 m
-Pistas: 5 km
Acceso a pistas: Para Coma Oriola-1950m y Pla de Masella-1600 m.
-Horario Apertura: 9 a 17 h

Esta temporada será especial, ya que Masella celebra sus 50 años, un aniversario que estará lleno de eventos en los que el esquiador será el protagonista. Dedstacar que la apertura del 10 de noviembre es la 2ª fecha de apertura más temprana de la historia después de la temporada 2008-09, cuando Masella abrió en 8 de noviembre.