Con el objetivo de hacer aún más seguro en la práctica de los deportes de invierno a los más pequeños en las estaciones de La Molina, Vallter, Vall de Núria, Espot y Port Ainé se ha instalado un sistema a los telesillas que mejora la sujeción de los niños.

Lo divertido de esquiar y hacer snowboard es bajar, pero para deslizarse hay que subir antes y aquí las estaciones de esquí es donde ponen a disposición de los clientes los remontes. Estos artilugios mecánicos cumplen con toda la normativa legal de seguridad pero aún así, desde el Grup FGC se ha decidido instalar un sistema de seguridad añadido a las sillas que evita posibles caídas de los más pequeños.

Se trata de unas piezas metálicas verticales de unos 30 cm cubiertas de un plástico protector y que se montan sobre la barra horizontal de seguridad. Este sistema tan sencillo permite al mismo tiempo hacer más seguro el esquí de los niños y niñas y que las sillas donde hay esta nueva medida sean utilizadas igualmente tanto para adultos como niños ya que la pieza no limita la capacidad de la silla sea cual sea la altura del esquiador.

En Vallter el sistema de seguridad se ha instalado en el TC Jordi Pujol. Se han montado ya a 50 sillas y el resto se pondrán en los próximos días. Han estrenado el sistema los corredores más jóvenes del Club de Esquí Camprodon con comentarios muy positivos.

En La Molina, Vall de Núria y Espot y Port Ainé el sistema ya se ha montado en todas las sillas.

Más información: www.fgc.cat