Nuevo telesilla en Porté Puymorens para sustituir el biplaza de La Mine
PUBLICIDAD

Nuevo telesilla para Porté-Puymorens

La estación de esquí del valle de Querol, en los Pirineos Orientales de Fracia, tiene previsto instalar un nuevo telesilla desembragable para la próxima temporada.

La nueva instalación sustituirá el viejo telesilla biplaza de La Mine y con el nuevo remonte se reducirá a la mitad el tiempo de subida hasta la cota alta del sector de Puymorens. Además, está previsto que la nueva instalación finalice unos metros más arriba de dónde lo hace el actual telesilla de La Mine. Esta prolongación del trazado permitirá ampliar el dominio esquiable de la estación con más pistas.

Nuevo telesilla de seis plazas

Así nos lo confirmó Eric Charre, director de Porté Puymorens, aunque en su declaración también quiso ser claro en la cuestión referente a los plazos, dudas y retos para hacer realidad la construcción de la nueva instalación, reconoce que ver acabado y operativo un telesilla de seis plazas, en este sector del dominio esquiable de Porté “es una mejora muy esperada desde hace mucho tiempo por todos los clientes”, en palabras del propio Charre.

La mejora será más que notable, y es que si actualmente se tardan entre 13 y 14 minutos para subir desde el enlace de La Vignole hasta la cota más elevada del sector, con el nuevo telesilla el trayecto se podrá realizar en 6 minutos y medio.

Por el momento, la estación ya tiene el permiso de construcción del telesilla y todas las autorizaciones medioambientales necesarias para ello. También se han efectuado las primeras consultas con todas las empresas que pueden construir un telesilla de tales características y están a la espera de recibir las primeras propuestas y presupuestos. Después llegará el concurso de licitación para elegir al proveedor de la nueva instalación.

eric-charre
Eric Charre, director de la estación de esquí de Porté Puymorens (Foto: G.A.).

Plazos para la instalación

Todo ello, según el director de Porté-Puymorens, estará terminado «como máximo, si no fuera posible para la próxima temporada, para la 2023-24«.

Sus dudas son razonables, ya que la inversión es muy costosa para un centro invernal como este, que ya ejecutó una importante adquisición para el sector de Porté. Fue en diciembre de 2014 cuando se ponía en marcha el telesilla L’Estagnol, un cuatro plazas pinza fija entre el pueblo y el sector Font Frède.

Así pues, es en este contexto de inversiones relativamente recientes, y tras un año de dificultades económicas por el cierre de la estación por la pandemia, que el director de Porte-Puymorens sostiene que “es como todo: en la montaña las cosas hay que hacerlas poco a poco, paso a paso, pero seguro que llegaremos hasta el objetivo”.

Estamos seguros de que con esta filosofía montañera, de prudencia y determinación a partes iguales, lo van a conseguir.

Deja un comentario