La mítica y exigente pista Barcelona vuelve a La Molina
PUBLICIDAD Billboard

La pista Barcelona vuelve a La Molina dispuesta a acoger Descensos Copa del Mundo

En 1954, cuando La Molina inició su expansión hacia la montaña de Tosa con la llegada del Telecabina Puig d’Alp, nacía la mítica y exigente pista Barcelona.

PUBLICIDAD Content_1

Durante 50 años, la pista ha servido como camino de vuelta del Refugio del Niu de l’Àliga (2.537 m) al centro de la estación en cota 1.660 m, a través de la pista Volta Muntanya Sagrada y en sus inicios también se usó como pista de competición.

Tras el acondicionamiento realizado este verano, La Molina recupera la pista Barcelona para el esquí de ocio, pero también con un ambicioso proyecto en el ámbito de la competición pues el trazado está en proceso de homologación por parte de la Federación Internacional de Esquí y Snowboard (FIS).

Aunque la estación siempre ha estado fuertemente vinculada al mundo de la competición, acogió una Copa del Mundo de Slalom en 2008 e incluso unos Mundiales de Snowboard en 2011, además de los Mundiales de Parasnowboard previstos para 2023, le faltaba un estadio para las disciplinas de velocidad de esquí alpino.

Un hueco que quiere cubrir con la renovada pista Barcelona, que tiene un trazado de 4,75 km de longitud, con un desnivel de 859 metros y una pendiente máxima del 66%.

PUBLICIDAD Content_2

Esta homologación permitirá a La Molina organizar pruebas de velocidad del nivel Copa del Mundo e incluso olímpicas.

Además, otra de las ventajas de la pista Barcelona es que, al ser una pista ya existente, no supone un impacto ambiental de envergadura.

Ficha técnica de la pista Barcelona de La Molina

Longitud: 3.080m
Desnivel: 750m
Anchura: 70m
Pendiente variable: Entre 61% i 7%
Cota de salida: 2.490m
Cota de llegada: 1.740m

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.