Soplan vientos de bonanza de nuevo en la estación de BoÍ-Täull y en toda la comarca del Alta Ribagorça, después de que la Generalitat de Catalunya haya atendido de nuevo su llamada para mirar de solucionar en la medida de lo posible los graves problemas económicos que lastran a esta bella estación. Así, el gobierno de la Generalitat concederá un préstamo de 750.000 euros a la esmpresa encargada de gestionar la estación, Promociones Turísticas de la Vall, que tiene en el grupo inmoboliario de Madrid Nozar a su principal accionista. La apertura de esta nueva línea de crédito a la estación de Boí era un tema recurrente en los despachos hace días, pero no ha sido hasta esta semana que se ha concretado este secreto a voces.

Lo primero que se busca con este préstamos es asegurar la entrada en funcionamiento de la estación de esquí este invierno y permitir que los trabajadores de Boí cobren lo que se les debía, una cantidad que se sitúa entorno a los 200.000 euros, después de no cobrar las nónimas pertinentes desde el pasado mes de julio, y que debería permitir que la plantilla descomboque la huelga indefinida que estaban manteniendo, algo que los trabajadores no han negado, pero una vez cobren la cantidad que se les adeuda.

Recordemos que éste es el segundo crédito que concede la Generalitat de Catalunya a la estación de Boí Täull, tras el préstamo de 600.000 euros que ya se les concedió el pasado mes de julio. Una nueva ayuda que tendría que permitir o ayudar a que la estación del Valle de Boí enderezara el rumbo y que por lo menos los trabajadores cobren lo que se les debe. A día de hoy, el cierre o la no apertura de Boí Täull sería una muy mala noticia para toda la comarca, dado el impacto económico que supone la estación de esquí, y de hacerlo la estación pasaría a amapliar el paragüas de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), bajo el cual se cobijan ya los centros invernales de La Molina, Vallter 2000, Vall de Núria, Espot Esquí y Port Ainé.

Por el momento, la llegada de este préstamo ha ido acompañado de las primeras nevadas –de las cuáles dan fe estas fotos– y la apertura de Boí Täull Resort, si las condiciones lo permiten, está prevista para el 22 de noviembre.

Más información: www.boitaullresort.com