Desde la tarde de ayer lunes se está fabricando nieve de forma ininterrumpida en Cerler, gracias a unas temperaturas que han oscilado entre los -3 y los -8ºC acompañadas de unas buenas condiciones de humedad. De momento, estas circunstancias han permitido poner en marcha hasta un 20% de los cañones con los que cuenta la estación, innivando en las zonas de Gallinero, Perdiz Blanca, Ampriu, Barranco y Cogulla.

El número de cañones así como las zonas de innivación podrían aumentar en función de la evolución de las condiciones meteorológicas, que se esperan buenas de cara a la fabricación de nieve. Estos trabajos de producción de nieve vienen a reforzar las nevadas de la pasada semana y que han permanecido gracias a las bajas temperaturas. Un manto de nieve que servirá como base hasta final de temporada.