El freerider suizo Jérémie Heitz confeccionó una selección de las quince cumbres más espectaculares de los Alpes con el objetivo de esquiarlas y demostrar cómo ha cambiado el mundo del esquí extremo desde que se conquistaron por primera vez. El resultado: escalofriante.

Jérémie Heitz (27), una estrella del Freeride World Tour y uno de los freeriders más completos del planeta, se embarcó de la mano de Red Bull en un proyecto audiovisual de dos años que no duda en calificar como “la experiencia más maravillosa que he vivido sobre unos esquís”.

El objetivo era mostrar la evolución del esquí extremo en los últimos años, esquiando una lista de picos de 4.000 metros de altitud y más de 50º de pendiente entre Zermatt y Chamonix.

Para ello recurrió a la ayuda de Sylvain Saudan, leyenda viva y a menudo referido como el padre del esquí extremo, que hace ya cincuenta años comenzó a esquiar líneas hasta la fecha reservadas solo para alpinistas. También se asesoró con las experiencias de otros mitos como Dédé Anzévui.

película La Liste Jérémie Heitz 4

El film es un homenaje que Heitz brinda a los pioneros del fuera-pista, aquellos que marcaron el camino para que el freeride se convirtiera en lo que es hoy día.

Es impresionante lo que los esquiadores extremos eran capaces de esquiar hace cincuenta años con el material del que disponían”, explica Heitz.

La película La Liste , el nombre con el que Jérémie y Red Bull han bautizado este film, relata una misión aparentemente imposible.

Heitz logra esquiar montañas cincuenta años después de que Saudan lo hubiera hecho por primera vez. Un relato emocionante. La película, donde el suizo desafía la gravedad constantemente esquiando pendientes escalofriantes, recoge momentos como el vivido por Jérémie cayendo dramáticamente y viendo uno de sus esquís correr por la pendiente del Grand Combin de Valsorey (4.184 m), hasta el espectacular descenso final del Ober Gabelhorn (4.063 m) en los Alpes suizos. Algo comparable a esquiar al borde del abismo.

Descensos con historia

Jérémie vive en medio de los Alpes, donde se ha escrito buena parte de la historia del freeride. Por ello decidió volver a esquiar en algunas de las cumbres más míticas. Un proyecto que le llevó dieciocho meses completarlo. En 2015 tachó cinco montañas de su lista y en 2016 logró hacer frente a otras seis. Le faltaron cuatro cimas por completar sobre el reto original de quince picos.

El primero fue l’Aiguille de l’Almone (3,584 m), en Suiza, un descenso de 50º de inclinación inédito hasta que Olivier Roduit lo esquió por primera vez en 1989.

película La Liste Jérémie Heitz 2

El segundo, el Brunegghorn (3.883 m), también en Suiza, fue descendido la primera vez por Heini Holzer en el año 1976.

El siguiente fue el Zinalrothorn (4.221 m), de 55º de inclinación. Y así fueron cayendo uno tras otro el Stecknadelhorn (4.242 m), el Lenzspitze (4.294 m), el Lyskamm ( 4.527 m), l’Aiguille de la Blaitière (3.522 m) y el Couloir Spencer (3.522 m) –esquiado por Sylvain Saudan por primera vez en 1967–.

Le siguieron un intento accidentado en el Grand Combin de Valsorey (4.184 m) y el descenso fallido por fuertes vientos del Dom des Mischabel (4.545 m). Dos grandes decepciones.

Y en la recta final, el Mont Blanc du Tacul/Gervassutti (4.248 m), esquiado por primera vez por Saudan en 1968 y por segunda vez el Grand Combin de Valsorey (4.184 m), en esta ocasión completado con éxito.

Para acabar, el descomunal Ober Gabelhorn (4.063 m). La mejor guinda para el pastel.

Elegí estos picos porque tienen historia, son laderas muy escarpadas y preciosas. El Ober Gabelhorn (4.063 m) ha sido el modelo. Un descenso que realmente te motiva a esquiar”.

Para lograr su reto, Jérémie se rodeó de un gran equipo, entre los que figuraban grandes riders como su amigo y también rider en el Freeride World Tour, Samuel Anthamatten, el guía Luca Rolli –viejo conocido de Solo Nieve–, el snowboarder Xavier de le Rue y un equipo técnico espectacular capitaneado por Guido Perrini y Nicolas Falquet.

película La Liste Jérémie Heitz 1

Heitz entrenó el apartado físico durante el verano y el otoño: fitness, cardio, equilibrio… Pero confiesa que no hizo ninguna preparación mental específica. “Creo que lo más importante es tu experiencia, tus conocimientos, lo que has aprendido en la montaña. Cuando llega el día, tienes que estar en buena forma física, eso está claro. La parte mental es un largo proceso, es algo difícil de explicar: comienza con la preparación del material el día antes, estudiando tu objetivo y la previsión meteorológica. Lo que puedes controlar de antemano será algo en lo que no tendrás que pensar mucho cuando estás descendiendo”.

Heitz explica: “Ascender la cara de la montaña es también parte de la preparación. Te das cuenta de cuáles son las condiciones y de la inclinación. Cuando estás en la cima listo para esquiar, ya tienes respuestas a muchas de tus preguntas. Esta rutina y algo de organización hacen que tu cerebro esté más concentrado en el descenso”.

Nuevos retos

Los compañeros de la película La Liste definen a Heitz: “Está en forma, es superrápido y está supermotivado, un cocktail cuyo resultado es uno de los esquiadores más talentosos del mundo”.

Jeremie Heitz La Liste

Su lema es “nunca decir no a las nuevas aventuras, mientras que su filosofía de vida es “disfrutar de su tiempo al 200 %”.

La Liste resume acertadamente esta filosofía en 40 minutos de pura acción.

Junto a su amigo Samuel Anthamatten han decidido echar un vistazo al Himalaya.Estaría bien intentar algo allí, pero por desgracia esquiar en aquel terreno no es fácil. Personalmente necesito más experiencia y más entrenamiento antes de hacer algo en el Himalaya”.

Visto el resultado de la película La Liste habrá que seguirles los pasos, porque la aventura promete.

Fotos de: Red Bull