Leyendas del esquí: Atle Skaardal

Compartir:

Aunque ganó dos Campeonatos del Mundo, una Copa del Mundo en la disciplina de supergigante y obtuvo siete victorias en el circuito mundial, el descendeur noruego Atle Skaardal quizá no vaya a pasar a los anales del esquí por su más que notable carrera deportiva, sino por su aportación y relevancia en el crecimiento de la competición alpina a escala internacional.

Entre otros éxitos deportivos, Atle Skaardal se colgó el oro en el super-G de los Campeonatos del Mundo disputados en la estación granadina de Sierra Nevada en 1996.

Pero más allá de sus resultados en la élite, sobre todo ha destacado por el desempeño de su faceta como juez director de competición de la Copa del Mundo Damas para la FIS; es el encargado de evaluar las instalaciones que albergan dicha competición y gran valedor de Grandvalira como sede habitual de la Copa del Mundo de esquí alpino.

Atle Skaardal compitiendo

Enamorado reconocido de las pistas Avet y Aliga de Soldeu-El Tarter, es parte importante de la designación de Grandvalira como sede de las diversas pruebas internacionales celebradas hasta la fecha en la estación andorrana, que culminarán el próximo invierno con las finales de la Copa del Mundo de esquí alpino.

Poca gente conoce algunos de los logros de Skaardal en pos de la modernización de la competición. Por ejemplo, fue el impulsor de las pruebas de slalom con un solo palo y no con dos como antiguamente, una innovación visual para facilitar la comprensión de la prueba.

Era más fácil para los aficionados a pie de pista, y también para los que siguen la carrera por TV, comprender hacia dónde deben ir los esquiadores. Con muchos palos en el trazado a veces se prestaba a confusión. Ahora, el slalom es más entendible que entonces”, explica.

Como corredor, Skaardal fue esquiador del equipo noruego durante catorce temporadas, en las que ganó siete carreras de la Copa del Mundo –seis descensos y un supergigante– y subió 26 veces al podio (19 en descenso y siete en SG).

Atle Skaardal compitiendo 2

Su primera victoria en Copa del Mundo fue por la puerta grande, en el legendario descenso de Kitzbühel y por dos décimas sobre el especialista local Helmut Hoeflehner. Una carrera insólita, que debido a la falta de nieve, vio recortado el recorrido y tuvo que disputarse en dos mangas. La primera vez que sucedía tal cosa en la historia de la Copa del Mundo.

Compitió en dos Juegos Olímpicos, 1988 y 1994, con una sexta plaza en el SG de Lillehamer como mejor resultado olímpico.

Tras su retirada, en el año 2000, ejerció cuatro temporadas de técnico jefe del potente equipo noruego, hasta que en 2005 fue nombrado por la FIS director de carrera para las disciplinas de velocidad, y posteriormente juez director de competición de la Copa del Mundo Damas.

 

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificarme sobre