Leyendas del esquí: Hanni Wenzel

Compartir:

Nacida en Straubing (Alemania), en 1956, Hanni Wenzel está considerada una de las mejores especialistas de la historia en disciplinas técnicas y una de las principales figuras del deporte blanco en los años setenta.

Wenzel ganó dos medallas de oro olímpicas (cuatro medallas en total), cuatro Campeonatos del Mundo (nueve medallas mundiales), dos generales de la Copa del Mundo y cinco Copas del Mundo en diferentes disciplinas.

Sumó 33 victorias en la Copa del Mundo de Esquí Alpino, con un total de 89 pódiums. Su hermano Andreas Wenzel fue también un gran esquiador y logró una plata en Lake Placid 1980 y un bronce en Sarajevo 1984.

Al acabar su carrera deportiva, Hanni Wenzel se casó con Harti Weirather, campeón mundial de descenso en 1982. Con semejante carga genética de talento, no es de extrañar que Hanni Wenzel diera a luz a toda una superdotada del esquí alpino como es Tina Weirather, actual poseedora del globo de cristal en Supergigante.

Nacida en la Alemania occidental, Hanni Wenzel se trasladó con pocos meses de vida a Liechtenstein, donde adoptó la nacionalidad de este pequeño país, con la que compitió y ganó tantos títulos.

Su padre, Hubert Wenzel, fue su primer entrenador y consiguió que destacara en la disciplina de slalom en sus inicios, aunque también dominó con mano de hierro la disciplina de slalom gigante.

Su primera gran temporada fue 1974, cuando consiguió ser campeona mundial de slalom, lo que facilitó que se le concediera la ciudadanía de Liechtenstein a toda su familia.

La misma temporada logró la plata en la disciplina de combinada en los Campeonatos del Mundo de St. Moritz y el globo de cristal de la Copa del Mundo de GS.

Hanni Wenzel leyendas del esquí

En 1976 logró las primeras medallas olímpicas para su país, al obtener dos bronces en los Juegos de Innsbruck (Austria), lo que la convirtió en una celebridad y heroína nacional.

En 1978 ganó la general de la Copa del Mundo y la de slalom, por delante de la mítica campeona austríaca Annemarie Moser-Proell.

Pero Wenzel tuvo su mejor año en 1980, en los Juegos de Invierno de Lake Placid (EE.UU.), donde ganó los títulos olímpicos en slalom y gigante. Y se quedó a las puertas de su tercer oro al conseguir una medalla de plata.

En esos juegos también ganó la combinada, aunque en aquella época si bien tenía estatus de disciplina reconocida en el Campeonato del Mundo, no gozaba del mismo reconocimiento olímpico.

Su hermano ganó además una medalla de plata, gracias al cual dejó a Liechtenstein en un gran lugar en el ranking del medallero de los juegos.

Hanni Wenzel se retiró en 1985 y, junto con su marido Harti Weirather, creó una agencia de marketing. Ahora, la estrella de la casa es su hija, Tina Weirather, nacida en Liechtenstein en 1989. Tina ya apuntaba maneras cuando se convirtió en campeona del mundo júnior. Actualmente es una de las mejores esquiadoras del circuito mundial. De tal palo…

Deja un comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
Notificarme sobre