Hoy nos hemos levantado curiosos. Será porque ya estamos pensando en las vacaciones, en todas las cosas maravillosas que hay por ver en el mundo. Y como la cabra tira al monte, no hemos podido evitar ponernos a buscar destinos blancos, entre ellos Suiza. Es inevitable pensar en lo espectacular que resulta el telecabina Titlis Rotair. Y entonces se nos ha encendido la luz. ¡Pero si conocemos muchos más remontes curiosos!

Así que nos hemos puesto manos a la obra, para ofreceros un ranking con algunos de los remontes más curiosos que recordamos. Por supuesto, este es nuestro parecer, y a lo que nos ha alcanzado la memoria.

Pero no creáis que se acabará aquí, porque aún recordamos algunos más. Además, estaremos encantados de escuchar vuestras recomendaciones. Seguro que entre todos hacemos un gran ranking.

Remontes curiosos del mundo

Titlis Rotair

Como la idea de este artículo ha surgido a raíz de del Titlis Rotair, nos hemos visto obligados a ponerlo el primero, por ser la fuente de inspiración.

Como ya podréis imaginar por su nombre, se trata de un telecabina redondo, cuya base rota, permitiéndote tener unas vistas panorámicas preciosas de Suiza, sin necesidad de moverte. Eso sí, solo se mueve el centro de la base por lo que, si al entrar dejas tu esquís apoyados, es probable que al final del trayecto o no estén a tu lado, o que directamente hayan acabado en el suelo.

Loen Skylift

Situado en Stryn, Noruega, el Loen Skylift te lleva desde Fjord hasta lo más alto del Monte Hoven, situado a 1.011 metros, en tan solo 5 minutos. Si estética o tamaño no tiene nada fuera de lo común, pero es uno de los telecabinas más empinados del mundo. Desde luego, no es apto para aquellos que sufren un fuerte vértigo.

Zugspitzebahn

Aunque parezca increíble, estos cabinas tienen una capacidad de hasta 120 personas. Si van llenos, ¡os aseguramos que no necesitan calefacción! Pero tratándose de un remonte situado en los Alpes Bávaros, sin lugar a dudas su mejor baza son las vistas. Aunque no está exento de peculiaridades. El Zugspitzebahn, además de ser el telecabina más largo del mundo (3.213 metros), también es el que tiene el desnivel más pronunciado con 1.945 metros.

Si alguna vez os habéis parado a pensar cómo pueden hacerse realidad tales obras de ingeniería, os dejamos con el vídeo de su construcción.

La Góndola de Sassolungo

Este alucinante mini telecabina, con capacidad para dos personas, está situado al norte de los Alpes italianos. Y si, tras más de 45 años funcionando, es tan antiguo como parece. Pero no os preocupéis, que su trayecto no es tan tenebroso como su imagen. No es extraño que lo conozcan como el Sarcófago, ¡si es que realmente parece un ataúd!

Pero un paseo en él es tranquilo, y hermoso. Con la base ubicada en el Passo Sella, la Góndola de Sassolungo supera los 493 metros de desnivel que tiene para llegar al refugio Demetz, situado a 2.685 metros, en lo alto del Dolomita.

Staunies de Cortina d’Ampezzo

Para acabar, no podemos evitar nombrar a uno de los telecabina-telesilla más memorables que recordamos. Aunque ya no está en funcionamiento, jamás podremos olvidarnos de los Sataunies. Más de cien góndolas rojas y amarillas flotaban por el cable durante las temporadas de verano para, en invierno, pasar a convertirse en sillas de dos plazas.