¿Por qué es el Val d’Aran un valle privilegiado?

Compartir:

El Valle de Arán está considerado uno de los mejores destinos de nieve de nuestra geografía. ¿Qué tiene este rincón del Pirineo que lo hace tan especial?

Tres voces autorizadas nos explican por qué el Val d’Arán es un valle privilegiado.

Por sus infraestructuras

Aureli Bisbe, presidente ejecutivo de Baqueira Beret.

El Valle de Arán no está cerca, pero lo que podría ser un punto débil ha aportado un valor añadido, como nos explica Bisbe: “Creo que la Vall d’Aran está lejos y no tan bien comunicada, si comparamos con la competencia. Pero esto es lo que la ha salvado de la masificación”.

En este sentido, Bisbe desvela una de las claves al apuntar que “como hecho diferencial, es importante destacar que en el año 1964, poco después de empezar la estación con Jorge Jordana de Pozas, Baqueira Beret impulsó la aprobación de un plan general urbanístico del Valle de Arán. Este plan centralizó el crecimiento en los pueblos y evitó que se construyera a lo largo de la carretera, como ha sucedido en otros sitios. Y este plan todavía está vigente”.

Qué duda cabe de que, más allá del entorno natural, la imagen que destilan los pueblos en particular y el valle en general lo hacen único. Y tiene su por qué.

Val Aran valle privilegiado_2
Fotografía de Torisme Val Aran / Francesc Tur

Dos arquitectos de Sabadell diseñaron y construyeron la Pleta de Garós y la de Baqueira, marcando un estilo arquitectónico que se ha seguido, no solo en el valle sino en todo el mundo. Partieron de la arquitectura local, con casas de piedra y techos de pizarra. Y ese diseño se exportó a todo el mundo”, conviene Bisbe.

Y añade: “El valle ha crecido en paralelo a Baqueira Beret. Creo que la estación ha conseguido atraer visitantes, generar expectativas en la gente para hacer cosas; y aquí hay mucha gente emprendedora. Baqueira ha ido invirtiendo y la gente en el valle, también. Baqueira sin el Valle de Arán detrás no es nada, son cuatro pistas. La diversidad de los pueblos, la restauración… todo convierte al Arán en un entorno como no hay muchos”.

No podemos dejar de hablar con el presidente de Baqueira Beret sin tocar algún aspecto de la estación, más allá de su montaña mágica. Y parte de su secreto está en su propia historia.

Cuando empezó Baqueira no había remontes, pero tampoco había camas. Lo primero que tuvieron que hacer fue el Núcleo de 1500; pero Baqueira no tenía recursos para este desarrollo inmobiliario, así que se tuvo que hacer a base de permutas. Baqueira aportaba el terreno y otra empresa construía, así que el negocio inmobiliario no fue tal. Pero proporcionó camas, una clientela estable, y permitió que se ganara dinero con los remontes. Nos tuvimos que centrar en rentabilizar los remontes y afinar la gestión en muchos aspectos. Lo que verdaderamente genera recursos en Baqueira Beret actualmente son los remontes. Hubo un punto de inflexión cuando Jesús Serra y Jaume Geli, que entonces era el alcalde de Naut Aran, firmaron el convenio de Beret en 1982. Con la expansión hacia Beret, los remontes empezaron a generar suficientes ingresos para una autofinanciación; permitió que un remonte se pudiera pagar con el cash flow generado por la estación. Esto marcó la diferencia”.

Val Aran valle privilegiado_6
Fotografía de Javi Alonso

Por su meteorología

Albert Barniol, meteorólogo de RTVE

En temas de nieve, el meteorólogo suele ser la persona más buscada. Y puestos a hablar de la singularidad del Valle de Arán, lo hemos hecho con Albert Barniol, que además es un gran esquiador.

La primera reflexión de este especialista nos sirve como epílogo. “Nieve. Una estación de esquí debe tener mucha nieve; cuanta más, mejor. Pero no solo cantidad. La calidad es casi tan importante como la cantidad y, a partir de un cierto espesor, mejor calidad que cantidad. La ubicación geográfica y el entorno orográfico son fundamentales para determinar estas dos C de la nieve”, nos introduce Barniol.

Como buen científico, se remite a los números. “Estadísticamente, Baqueira Beret es la estación de esquí española que más cantidad de nieve recibe a lo largo del año. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que todos los años sea la que más centímetros acumule; pero si hacemos una media de diez años, seguramente sí que será la vencedora”.

Y añade: “El motivo es su ubicación, está situada en la vertiente norte del Pirineo. Hay que distinguir entre ubicación y orientación de las pistas. Todas las estaciones de esquí peninsulares (me atrevería a decir que casi todas las del hemisferio norte) tienen sus pistas orientadas al norte. Esta orientación recibe menos rayos solares y en un ángulo menor, que calientan menos y la nieve aguanta más”.

Barniol nos va desgranando la singularidad meteorológica del Arán. “Las estaciones ubicadas en la vertiente norte del Pirineo (los valles en los que sus ríos acaban aguando en el Atlántico) tienen un clima más frío y húmedo que las situadas en la vertiente sur. El Valle de Arán es el único del Pirineo español con estas características, por lo que su clima es un poco distinto al resto”.

Comenta: “De donde llegan las borrascas y los frentes y hacia donde van depende dónde habrá precipitación. Hablamos de situación de sur cuando las nubes llegan por el sur o de situación de levante cuando los vientos (y las nubes empujadas por ellos) llegan desde el este. Así pues, con una levantada tenemos precipitaciones en el Pirineo de Girona y con una situación de sur, el pre-Pirineo o la vertiente sur reciben muchísima precipitación. Pero estas no son las más frecuentes durante el invierno; lo más habitual es la entrada de frentes y borrascas atlánticas. Llegan rozando el Cantábrico y barren la vertiente norte de la cordillera. No siempre son los más activos y no son los que más litros dejan de golpe, pero la suma de todos ellos acumula muchos litros y además esparcidos en todo el invierno, lo que ayuda a que la calidad de la nieve sea mejor a lo largo de la temporada”.

“A diferencia de las otras situaciones –continúa Barniol–, vienen frecuentemente acompañados de aire más frío, por lo que mucha de esa precipitación es en forma de nieve por encima de los 1.500-1.800 metros. Además, si nos fijamos en la estructura montañosa del valle, vemos que una parte tiene forma de arco orientado al noroeste. Está perfectamente colocado para recibir, con los brazos abiertos, toda la nubosidad y la precipitación”.

El meteorólogo se explica como un libro abierto: “Por tanto, la cantidad ya la tenemos explicada. Pero ¿y la calidad? La formación de los cristales de hielo que crean la nieve depende de la temperatura y la humedad relativa (la cantidad de agua que hay en la atmósfera). Cuanto menor es la humedad relativa, más baja debe ser la temperatura para que se forme el cristal. Los formados a temperaturas muy bajas tendrán poca agua (congelada) en el interior. Por el contrario, los formados a temperaturas cercanas a los 0ºC tendrán más agua en el interior. Esto es muy importante porque esa agua congelada es la que actúa de pegamento entre los cristales de hielo y construyen el copo de nieve”.

La calidad de la nieve depende del tipo de copo que la forma. Cuanto más frío y seco sea el ambiente, más pequeño y con menor contenido de agua será el cristal de hielo. La nieve más fría y seca está a su vez menos cohesionada. En la vertiente norte del Pirineo suele nevar a temperaturas más bajas, por lo que la nieve es más seca que en la vertiente sur. Además, como nieva más a menudo, es más reciente y se transforma menos. Esto hace que la nieve en la vertiente norte acostumbre a ser de mejor calidad”, finiquita Barniol en una explicación cum laude.

Val Aran valle privilegiado_3
Fotografía de Torisme Val Aran

Por su montaña

Sergi Gasa, guía de montaña y responsable de Pyrenees Heliski

Nadie mejor que un guía de montaña y de heli-esquí para que nos hable de la orografía aranesa, que muchas veces contempla desde el cielo.

En este sentido, Sergi Gasa nos explicó: “Cuando empezamos con el heli-esquí vinieron unos suizos para valorar el terreno y nos dijeron que la morfología del Valle de Arán era perfecta para el esquí, porque tiene todo tipo de terreno alpino, sotobosque… Tienes un valle principal y alrededor valles perpendiculares y otras ramificaciones orientadas al norte”.

La altura de las montañas que rodean al valle también juega un papel importante, tal como apunta Gasa: “En cuanto a la altitud también es perfecto, con montañas de hasta 3.000 metros; porque todo lo que supere esta cota queda expuesto al viento”.

Abundando en el tema, nuestro guía de montaña destaca: “El terreno es de lo más variado, si lo comparas con otros macizos. En pocos kilómetros cuadrados tienes una cantidad y diversidad increíble. Si saltas de un valle a otro, puedes encontrar un entorno que nada tiene que ver con el anterior, con bosques, canales…  En el caso del fuera-pista, en general es seguro porque no tienes grandes palas que en caso de sobrecarga pueda producirse un alud; aunque si las buscas, también las encuentras”.

Val-Aran-valle-privilegiado_1
Fotografía de Torisme Val Aran / Txema Trull

En cuanto a la estación de esquí, Sergi nos dice: “Como área esquiable, Baqueira es impresionante, tienes un terreno muy variado, tienes recorrido y desnivel: 1.000 metros no está nada mal. Es una estación de cinco estrellas, con una red de remontes y una preparación de pistas excelentes. Por su orientación y su ubicación es la montaña mágica, porque indistintamente de que la borrasca entre de norte o de sur, siempre puede recoger nieve. En desnivel y longitud de pistas no hay nada igual en el Pirineo”, concluye Gasa. Además, cuenta con una gran oferta de restauración y alojamiento.

Fotografías de: Torisme Val Aran / Txema Trull / Francesc Tur y Javi Alonso

Un post de:

2
Deja tu comentario

avatar
2 Hilos de comentarios
0 Hilos de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentario más candente
2 Autores de los comentarios
Pilar Jimenez Bautistsjose Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
más nuevos más antiguos más votados
Notificarme sobre
jose
Guest

Yo soy del Pallars Sobira, aparte de no tener una macro estación como baqueira, la vertiente sur no es tan beneficiosa y dependemos siempre de las borrrascas de levante ,que son tan frecuentes como las atlanticas, pero nos conformamos con lo que tenemos. Aparte el valle d´aran invierte en turismo cuidando todos los aspectos , pueblos arreglados con flores , arquitectura. gastronomia.
Cuando llegas al pallars sientes un poco de nostalgia.

Pilar Jimenez Bautists
Guest
Pilar Jimenez Bautists

Por respeto a las personas, por el cargo que ocupan i visualmente en la lectura del articulo; creo que el trato a los entrevistados tendría que haber sido; Sr. Aureli Bisbe, Sr. Albert Barniol.
Es de un estilo pésimo i muy mal gusto una redacción donde te refieres a las personas por el apellido a secas.

Síguenos en

Newsletter

Revista Solo Nieve

Catálogo Solo Nieve 2019