La carretera de acceso a la estación de esquí de Port Ainé reabrirá este sábado coincidiendo con el más que probable inicio de temporada. Hay que recordar que los desprendimientos y el mal estado de la carretera obligó la pasada temporada a que la estación de esquí cerrara antes de tiempo.

Durante todo este tiempo se han repasado los taludes y terraplenes en todo el trazado, con el objetivo de evitar los deslizamientos que durante el invierno y la primavera pasados obligaron a cerrar la vía en diferentes ocasiones. El presupuesto de las obras ha sido de 1,7 millones de euros.

En concreto, las obras en esta carretera de dieciocho kilómetros han incluido la reparación de quince taludes y terraplenes; además, se han llevado a cabo tareas de limpieza y saneamiento. Las mallas y los cables de acero se han colocado para soportar el empuje de la montaña y evitar nuevos desprendimientos y aludes de piedras y tierra. Durante estos meses también se han limpiado las cunetas y se han reparado los sistemas de drenaje.

Fuente: ACN