La llegada de Papa Noel, acompañado de Suly, marca el inicio de las actividades infantiles que inundarán de diversión las plazas de Pradollano y las pistas de la estación. El esquí nocturno, que vuelve este jueves, se desarrollará el sábado junto con una cena cabaré en el restaurante más alto de España en Borreguiles, a 2.700 metros.

La estación invernal de Sierra Nevada llega a las vacaciones de Navidad con 57 kilómetros esquiables de nieve polvo, con pistas en todas las zonas y todo el desnivel abierto, los 1.200 metros que separan las inmediaciones del Veleta de la urbanización de Pradollano.

Además, desde hace varias jornadas, el sistema de nieve producida ha vuelto a la actividad durante las noches y madrugadas aprovechando el descenso de temperaturas. Esta circunstancia, junto al trabajo de los maquinistas de Sierra Nevada, permite mantener en buenas condiciones el dominio esquiable de Sierra Nevada a la espera de nuevas precipitaciones de nieve.

La estación dispone también de tres sectores del snowpark Sulayr adaptados a la nieve existente en el tramo final de la Loma de Dílar. Catorce módulos distribuidos por el snowpark provisional que, además, ha permitido la entrada en funcionamiento de dos nuevos remontes esta temporada: los telesillas Antonio Jara y Loma de Dílar.

Entretanto, la aparición ayer de Papa Noel en las pistas de Sierra Nevada, junto a Suly, la mascota de la estación, significó la puesta en marcha del programa de actividades de la estación durante las dos próximas semanas.

Cine infantil, cuenta cuentos, jugos familiares, conciertos en plazas y pistas, Papa Noel en pistas, fuegos artificiales, cabaret, fiesta de Nochevieja, cabalgata de pajes reales y descenso de los Reyes Magos constituyen el eje de la programación de Navidad (ver  programación completa en www.sierranevada.es/eventos).

Entre las actividades permanentes, Sierra Nevada mantiene el esquí nocturno los jueves y los sábados. Este sábado 27 de diciembre la apertura del telecabina Al-Andalus para el esquí nocturno servirá también para facilitar el acceso a los comensales en la cena cabaré más alta de España, en uno de los restaurantes de Borreguiles, a 2.700 metros de altitud.

Los asistentes a la cena podrá optar entre descender esquiando por la pista de El Rio al término del espectáculo o volver a Pradollano por el telecabina Al- Andalus.