Surfskate, en forma todo el año
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Surfskate, en forma todo el año

El surfskate llegó a mi vida, como tantas otras cosas buenas, por la más pura casualidad… Y llegó para quedarse. Lo supe en cuanto lo probé.

Pues sí amigos, nunca se sabe cuándo te sucederán las cosas. Yo no había probado un patín, un skateboard, nunca. Y no me ha llegado a los 20, ni a los 30, sino bien metido en los 40. Es más, si el día de antes de probarlo me dicen que iba a ser un deporte que iba a practicar todas las semanas no me lo hubiera creído ni loco. Pero es probarlo y querer seguir, al menos así ha sido para mí.

Al no empezar de chaval, al principio tomaba todo tipo de precauciones, y os recomiendo lo mismo si empezáis: casco, protecciones, elegir un sitio tranquilo. Y, por supuesto, tomar alguna clase… Pero poco a poco, y de manera bastante rápida, se evoluciona, y el surfskate se puede practicar en muchísimos sitios. No hay viaje al que no lleve el surfskate. Es difícil encontrar un lugar en el que no se pueda practicar, el único inconveniente puede ser la lluvia, pero en interiores también se puede patinar, y muy bien…

Confinamiento. El surfskate como válvula de escape

Aunque parezca difícil de creer, durante el confinamiento patinábamos todos los días… Y sin salir. Y no penséis que vivimos en una casa, vivimos en un piso. Las ruedas blandas de los Slide no hacen nada de ruido, y si no derrapas no dejas marcas… Así que se convirtió en nuestra válvula de escape, en nuestro rato de deporte, en nuestro momento para practicar y aprender… No diré que sea lo ideal, pero sí os digo que llegamos a hacer circuitos entre sofás, mesas, habitaciones… Aprendimos mucho, nos divertimos mucho más y, sobre todo, conseguimos que el tiempo pasara más deprisa. Aquellos tiempos duros lo fueron un poco menos gracias a los patines de Slide.

.

En forma todo el año

Sé que no es fácil de creer, pero desde que practico surfskate esquío mejor, y no es una cosa que tenga que ver con la técnica, es porque el surfskate te mantiene MUY en forma. Lógicamente, si lo usas poco, pues poco te vas a mantener, pero si lo vas usando, sí que coges una resistencia importante en las piernas. Pero además no solo es resistencia; patinando, como esquiando, estás en constante desequilibrio, y tienes que mejorar tus habilidades para intentar recuperarlo todo el rato, como en el esquí. Además, activa tu sistema propioceptivo al máximo, tanto como practicando paddelsurf o surf, me atrevería a decir que más que esquiando.

.

Por otra parte, el patín te mantiene en un reto permanente. Conforme mejoras tus habilidades buscas nuevos retos en forma de dificultades, como pueda ser patinar en un pumtruck, en un skatepark o una bowl. Yo, de momento no domino ninguno de los tres medios, pero voy haciendo mis progresiones y, os aseguro, que el reto es constante y muy muy atractivo, no puedes (ni quieres) evitarlo.

Diferencias con el skate tradicional

La diferencia más importante con el skate clásico viene dada por el eje delantero, diseñado para conseguir giros muy cortos. Además, ambos ejes son más anchos y las ruedas son más blandas, altas y anchas. Digamos que el surfskate está diseñado para girar de una manera muy radical e imitar los movimientos de un surfista haciendo surf sobre las olas, pero en el asfalto.

.

A nivel de uso, encuentro el surfskate mucho más fácil y cómodo. No tienes por qué impulsarte dando con el pie en el suelo, puedes hacerlo «bombeando«, un movimiento que implica a todo el cuerpo y con el que se consigue un desplazamiento rápido y cómodo. En cuanto le coges el truco no puedes dejar de hacerlo, ¡es adictivo!.

Del mar al asfalto

El surfskate nació para que los surfistas pudieran entrenar cuando no podían hacerlo en el agua, sea por la falta de olas o por la lejanía de la playa. Así, es muy común que en las escuelas de surf se aprendan y perfeccionen movimientos sobre el asfalto para poder mejorar con la tabla de surf en el agua. Es sorprendente ver videos de los mejores surfistas en el agua comparando los movimientos que realizan sobre sus tablas de surfskate ¡hacen los mismos!

surfskate slide surf
En nuestro caso, el surfskate nos ha llevado al surf

Si el surfskate nació para los días en que no se puede practicar surf, en mi caso la progresión ha sido la contraria, el surfskate me ha llevado al surf. Todavía soy muy principiante, pero lo he cogido con ganas… y con relativa facilidad, porque el surfskate ya me había proporcionado ciertos fundamentos. Ojo, que soy muy patata todavía, pero poco a poco…

Surfskate slide joyful
El Slide Joyful, nuestro primer surfskate

Slide, el surfskate de Sancheski

¿Os acordáis de los Sancheski de hace años? Pues la misma familia Sancheski es la que hace los surfskates de Slide, sin duda los mejores en relación calidad-precio y súper atractivos de diseño. Pero, lo mejor en mi humilde opinión, de los Slide no es solo su relación calidad precio, lo mejor es su funcionamiento. Su eje delantero es suave y noble, además, y esto es muy importante, se puede regular en dureza de una manera muy sencilla y cambia totalmente el comportamiento del patín. Lo puedes poner blando y que se asemeje a una tabla de surf en el agua o duro y que tenga el comportamiento más parecido a un «cruiser» o «longboard«. Tú eliges.

Cuando empezamos a patinar nos surgió la duda de con qué patín comenzar, y después de probar algunas marcas decidimos empezar con un Slide Joyful, una muy buena opción por varios motivos. Hay que tener en cuenta que en casa patinamos tres y era importante que nos gustara a los tres. Como el precio no es excesivo (los más similares en otras marcas cuestan casi el doble), enseguida nos hicimos con un Slide Gussie, así ya podíamos patinar dos a la vez… Ahora ya estamos decidiendo el tercero, nadie quiere ser el que se queda esperando a que le pasen el patín…

Slide renueva su colección todos los años, y de las novedades de este año, estos son los que más nos gustan. Estamos en pleno debate…

.

Carlos Martín, surfer y skater pro

Con la locura que nos dio al principio por los surfskate busqué por todos sitios asesoramiento y conocí a Carlos Martín Cazorla, un jovencísimo rider que, pese a su juventud, es un magnífico patinador y surfista. Charlie (aquí su Instagram), es embajador de Slide y en estos días ha visto cómo salía a la venta un surfskate diseñado a su gusto y según sus necesidades. El resultado es un patín muy espectacular. Es bonito y funcional. Desde aquí quiero dar la enhorabuena tanto a Charlie como a la familia Sancheski, espero que el CMC Performance se convierta en un súper ventas de la marca. Va por el camino…

Aproveché una conversación que tuvimos el día del lanzamiento del CMC Performance para hacerle una breve entrevista.

.

Charlie, qué consejo le darías a un novato que empieza con su surfskate. ¿Qué es lo básico? ¿Por dónde tiene que empezar?

Para empezar con el surfskate lo básico es aprender a mantenerse sobre la tabla y mantener el equilibrio. Luego ya comenzar a generar velocidad (bombear) y hacer el bottom turn, que será la base para sacar todos los trucos que vienen después.

Para una persona que ya tenga un mejor nivel, que domine su surfskate en cierto modo y quiera mejorar ¿qué le dirías que pruebe primero, el park, la bowl o el pumptruck?

Le diría que lo mejor son los planos inclinados. Se asemejan mucho a la pared de una ola, responden muy parecido en snap, carve y rollers.
En una bowl suele haber muy buenas secciones para aprender maniobras más verticales. Poco a poco…

En tu caso, ¿Qué fue primero, el surf o el surfskate?

El surf vino primero, luego el skate para practicar en los días sin olas, pero me cansé porque a nivel de skate no podia seguir mejorando mi surfing. Y, finalmente, hace unos años, el surfskate. Fue entonces cuando mi surfing despegó.

¿También usas skate tradicional?

Solía usar skate tradicional cuando era un poco más pequeño, pero me quedé estancado. Soy mucho más surfero y menos skater.
A veces lo uso para aprender nuevas maniobras con el surfskate, puesto que pesa mucho menos y tiene más pop. También me inspiro en trucos de skate muy a menudo para pasarlos al surfskate.

Tú eres surfero y también practicas snow, ¿encuentras en el surfskate un sustituto de estos deportes o lo pones al mismo nivel?

Para mí el surfskate es buenísimo para entrenar y mejorar. Eso lo hace mucho más atractivo y gratificante. A la vez, al ser un deporte tan nuevo, hay infinitas posibilidades de innovar y crear nuevos trucos. Nunca te quedas estancado.
Lo disfruto mucho, pero el surfing es otro nivel, es algo increíble. Nada como el surf.
Surfear no se puede siempre, por eso me llevo mi surfskate a todos lados y disfruto de lo más cercano al surfing que tengo… ¡Todos los días! Además, cuando hay nieve y hago snowboard es como si lo tuviera muy reciente, la sensación es muy parecida.

Patina en familia

De todas las satisfacciones que, hasta ahora, me ha proporcionado el surfskate, sin duda la mejor de todas es la del poder practicarlo en familia. Es verdad que hay días en los que patino solo, o que los niños se van con sus amigos a patinar, pero nos da muchos momentos juntos. Y son momentos de calidad. Compartir emociones, aficiones, gustos y satisfacciones no siempre es fácil entre padres e hijos, y nosotros tenemos la suerte de que nos disfrutamos mucho en este aspecto. Sin duda uno de las mejores cosas de este deporte para mí.

Por otro lado, cuando hay reuniones familiares grandes, el patín triunfa seguro. Hemos enseñado a patinar a todos los primos y sobrinos. ¡Ya hay un surfskate en cada casa!

.

.

La edad… esa barrera que no existe

Los que seguís mi blog sabéis que, al menos de momento, la edad no ha sido inconveniente para seguir practicando mis aficiones favoritas. Y no creo que lo sea en muuuucho tiempo. Pero sí que es cierto que desde que practico sufskate me han dicho muchas veces: «que ya no tienes edaaaaad» Y, siempre les digo lo mismo: «estoy en la mejor edad que voy a tener nunca para patinar hoy».

.

Es cierto que el surfskate es, digamos, más tranquilo que el skate tradicional, y mucho más cómodo. Te requiere cierta habilidad y un mínimo de condición física, pero nada que no tenga cualquier persona normal. Hay que pensar que patinar por un paseo con buen asfalto o piso, en una pista de baloncesto, en un sitio sin coches… es mucho más seguro de lo que pueda parecer a primera vista. Estos patines que usamos de Slide son muy nobles y cómodos, depende de ti el uso que le quieras dar. Es como el esquí, puedes hacer las mayores locuras del mundo o bajar tranquilamente por una pista a tu ritmo y según tu nivel.

No me gustaría que alguno de los que lea este artículo se quedara sin probarlo por miedo a ser demasiado mayor. Una de mis sorpresas al comenzar con este deporte es que hay mucha gente que pasa de los 40 y sigue patinando. Depende de cada uno, como todo. Me hubiera gustado comenzar de mucho más chaval, pero los chavales de mi edad podemos hacerlo perfectamente 😉 .

¡Un saludo a todos y nos seguimos viendo por aquí en verano!

Artículos de interés:

Es posible que te interese cómo mejorar tu propiocepción, en el siguiente artículo tienes unos consejos: Bosu y propiocepción.

Además, ahora de cara al verano, te puede interesar el paddelsurf, uno de los deportes más de moda en los últimos veranos: aquí el artículo. Espero que te sirva de ayuda o, al menos, de entretenimiento.

El blog de Urzaiz, mayo 2021

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

4 comentarios en «Surfskate, en forma todo el año»

    • Hola Juantxo. La verdad es que yo no te puedo dar muchos consejos del park porque no sé hacer prácticamente nada, pero sí he visto a gente que lo hace muy bien con el surfskate en el park, y más el la bowl y en el pumptruck.

      Creo que un surfskate y un skate tienen un comportamiento distinto pero son básicamente lo mismo. A mí me pasa al revés, yo con el skate no puedo hacer prácticamente nada.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1