Sweet Protection Volata: protección hasta el último detalle
PUBLICIDAD Billboard

Sweet Protection Volata: protección hasta el último detalle

La seguridad me importa. Los que me conocen lo saben. A nivel de cascos investigo todo lo que puedo y aunque la información que se puede obtener no es demasiado relevante, uno puede empezar a sacar conclusiones. La primera es que ante un impacto a gran velocidad, un casco no puede hacer gran cosa. Es en los golpes a baja velocidad y los verticales, es decir, los que provoca una caída contra en suelo, en los que un casco puede marcar las diferencias. Y aquí vemos que en el mercado hay gran diversidad  entre la oferta de modelos.

PUBLICIDAD Content_1

 

Llevo usando el Sweet Protection Volata Mips desde el 1 de noviembre. Unos 40 días de esquí con él. Cada día que pasa me reafirmo en pensar que llevo el mejor casco que podría llevar. Me gusta mucho estéticamente y viene repleto de detalles para cumplir la misión para la que lo llevamos: proteger.

Lo primero que llama la atención cuando lo coges es la calidad del acabado. Bien pintado, el cambio de relieve con las «S» negras está perfectamente acabado. Pero el buen aspecto no acaba por fuera. Por dentro lleva una rejilla extraíble que permite lavar la parte que está en contacto con la cabeza. Un buen detalle.

En mi caso, llevo el pro model de Henrik Kristoffersen, uno de los grandes de la Copa del Mundo. Porque si algo ha caracterizado a esta marca desde su aparición es la evolución que ha seguido. Empezaron como unos chicos alternativos que buscaban un buen producto que les protegiera y están equipando a algunos de los mejores corredores del Circo Blanco: el recién retirado Svindal, Mowinckel, Kristoffersen, Weirather,…

PUBLICIDAD Content_2

 

¿Seguro?

Hay una versión superior de carbono más pensada para corredores de velocidad. Para el uso que le puede dar un esquiador «normal» el Sweet Protection Volata es un gran casco. Incorpora la tecnología MIPS, que protege de los golpes oblicuos, en los que el casco tiende a rotar. Es un sistema que permite rotar al casco sin arrastrar la cabeza.

Está certificado FIS según la RH2013, la normativa más exigente que hay actualmente y que es obligada para las competiciones a partir de slalom gigante.

Incorpora almohadillas de las orejas extraíbles en caso de accidente, de manera que sacar el casco a un accidentado sea mucho más fácil.

PUBLICIDAD Content_3

La parte exterior del casco, tanto delantera como trasera, lleva un refuerzo de polipropileno expandido. Esto le permite no perder propiedades tras múltiples impactos. Está pensado para los golpes contra las puertas.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Y a nivel de seguridad activa, se oye muy bien gracias a dos entradas que lleva a nivel de las orejas.

Podríamos decir, por tanto, que estamos ante uno de los cascos más seguros del mercado. Sin duda.

 

PUBLICIDAD Content_4

¿Compites?

Si eres corredor, este casco es lo mejor que te podría pasar. Porque se convierte en un casco de SL con su morrera en un abrir y cerrar de ojos y sin usar herramientas, tan sólo apretando un botón. Se ha acabado, por tanto, llevar dos cascos (algo que hace la mayoría) o tener que poner y quitar tornillos en función de qué toca entrenar o competir.

 

Un añadido. Llevar morrera protege de que te pegue un palo, pero no es lo más seguro cuando esquías por libre. Puedes engancharte con algo en una caída y hacerte daño. Por tanto, si tienes la opción de quitarla tan fácilmente, la podrás llevar únicamente cuando estés pasando palos. Si antes o después haces esquí en pista, no hará falta que lleves la morrera. Sólo necesitarás un casco, irás más cómodo y más seguro.

 

Os dejo un vídeo donde explica todos los detalles:

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

¿Alguna pega?

Es cómodo, es seguro y está lleno de detalles, pero no todo va a ser perfecto. Es un casco de competición y como tal tiene muy poca ventilación. Esto hace que en primavera o si tienes que caminar, no sea el casco más adecuado. En estas situaciones irás mucho mejor con un casco más abierto. No es tan seguro, pero si hace que no te lo quites, siempre será mejor.

Y otra pega es el precio. Bueno, en este caso, cualquier caso FIS puede superar los 200 € y este no es la excepción. Es lo que hay que pagar por llevar el máximo en seguridad.

 

 

Algo pasa con esta marca porque parece que no soy sólo yo el que está entusiasmado con ella. Esta temporada se empiezan a ver muchos por las pistas. ¿Cosas de la Copa del Mundo? No lo sé, pero en cualquier caso es normal que un gran producto se venda bien.

 

 

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.