Tanzania quiere instalar un teleférico en el Kilimanjaro
PUBLICIDAD Billboard

Subir al Kilimanjaro en teleférico… ¿En serio?

No es ni un chiste, ni una broma de mal gusto, el gobierno de Tanzania está estudiando la posibilidad de instalar un teleférico en el Kilimanjaro.

PUBLICIDAD Content_1

Según informa la agencia Reuters, el gobierno asegura que el objetivo de instalar un remonte que facilite el acceso al monte más alto de África (5.895 m) es aumentar el número de visitantes.

La agencia explica que, según el ministro de turismo del país, Constantine Kanyasu, actualmente son unos 50.000 los turistas que se animan a escalar la montaña cada año.

Estiman que esta cifra podría aumentar en un 50% si instalaran el teleférico en el Kilimanjaro ya que también podrían acceder aquellos que no cuentan con la condición física necesaria para hacerlo en estos momentos.

En estos momentos están realizando estudios de viabilidad sobre diferentes rutas para ver si el proyecto es viable, y aseguran que harán un estudio de su impacto medioambiental.

PUBLICIDAD Content_2

Kanyasu también confirma a Reuters que ya “hay dos compañías, una de China y otra occidental, que han mostrado interés en el proyecto”.

teleférico en el kilimanjaro 1
Fotografía de: Archivo Reuters (Goran Tomasevic)

Repercusiones de instalar un teleférico en el Kilimanjaro

El mero hecho de instalar un teleférico en el Kilimanjaro ya es una noticia perturbadora de por sí, al menos para los amantes de la montaña y la naturaleza.

Pero al margen de cuestiones ecológicas o incluso ‘románticas’, su construcción también tendría un fuerte impacto económico en la zona.

En la actualidad hay alrededor de 20.000 porteadores trabajando entre el Kilimanjaro y el Monte Meru, otra montaña cercana.

PUBLICIDAD Content_3

Según explicaba Loishiye Mollel (director de la Tanzania Porters Organization) a Reuters, los visitantes suelen pasar alrededor de una semana en la zona para escalar el Kilimanjaro: “Un visitante de Estados Unidos puede llegar a llevar consigo un máximo de 15 personas: 13 porteadores, cocinero y guía. Todos estos empleos se verían afectados por el teleférico”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Loishiye Mollel dejaba claro que “nosotros somos del parecer que la montaña se tiene que dejar tal y como está”.

Y no podíamos estar más de acuerdo. De hecho, seguramente serán muchos los que opinarán así.

Es más, de construir el teleférico en el Kilimanjaro, es probable que muchos de aquellos que suban por sentir esa unión con la montaña dejen de hacerlo, por ejemplo, por la sobresaturación de visitantes, el ruido, y desafortunadamente, seguramente también deshechos, suciedad…

PUBLICIDAD Content_4

Por cada paso que damos adelante, parece que retrocedemos dos por algún otro lugar…. Vivamos la montaña tal y como es. Además, parte de su belleza radica precisamente en no ponernos las cosas fáciles.

Fotografías de portada: Archivo Reuters (Katrina Manson)

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.