Top Class
PUBLICIDAD Billboard

Top Class

Queridos amigos, es muy posible que vosotros seáis, como yo, esquiadores que se esfuerzan por mejorar. Todos los años procuro tomar algunas clases e intento conseguir pequeñas mejoras para seguir disfrutando del esquí. En esta ocasión hice una Top Class en Grandvalira, en le sector de Pas de la Casa-Grau Roig con Oriol Ballester, un profesor al que conozco desde hace ya algún tiempo y con el que quería practicar algunas cosas.

PUBLICIDAD Content_1

Top Class

Grandvalira ofrece el servicio Top Class. Es un tipo de clases un poco especial por cuanto que el cliente recibe un poco más de mimo. En primer lugar, el monitor te acoge en una sala que ofrece todo tipo de comodidades en la que puedes tomar un refresco, un café,… y en la que también hay material de prueba de diferentes marcas por si tu material no es el adecuado para la práctica de ese día o si necesitas un material específico para el fuera de pista, giro corto,…

La estancia dispone también de vestidores, duchas, taquillas por si vas a disponer del servicio más de un día… En fin, una serie de comodidades que hacen que tu estancia en la nieve sea lo más cómoda posible.

 

En los vestuarios vas a estar cómodo y calentito los días que haga más frío. Por supuesto duchas y todo lo que necesites.

 

PUBLICIDAD Content_2
Una sala amplia y cómoda, con televisión para ver los videos, pequeño bar para tomar algo,…

 

Material de diferentes marcas y para todo de situaciones en la nieve,…

 

Lo más interesante de esta parte de la Top Class, me parece que es que en esa sala estás cómodo y puedes charlar muy tranquilamente con tu monitor y comentarle tus inquietudes. En mi caso, como conozco a Oriol Ballester desde hace tiempo, ya sabe cómo esquío y dónde están mis puntos fuertes y, como es lógico, también los débiles. Así que es él el que me propone a mí cómo podemos perfeccionar mi esquí.

Los monitores Top Class

Los monitores de las Top Class son profesores de esquí y de snowboard de alto nivel, y están capacitados para dar clases a esquiadores expertos, así que si tu nivel de esquí es alto pero quieres perfeccionarlo no lo dudes: es el tipo de clase que estás buscando.

PUBLICIDAD Content_3

No solo se tiene en cuenta el nivel de esquí del monitor a la hora de elegirlo como monitor Top Class, también tienen que dominar al menos tres idiomas, tener unas habilidades sociales destacadas y saber enseñar. Lo de «saber enseñar» no es fácil en ningún aspecto de la vida, pero sabéis que en el esquí puede ser especialmente difícil. No todos los esquiadores, como clientes, somos iguales ni tenemos las mismas habilidades, es ahí donde un monitor Top Class destaca.

PUBLICIDAD Mobile_Pos5
Mi clase con Oriol se repetirá sin duda, Una excelente clase en la que he visto puntos en los que puede mejorar mi esquí para ir perfeccionándolo. Queda mucho, pero ahora un poco menos…

 

¿Qué más ofrece una Top Class?

En mi caso, lo que me resultó muy interesante e incluso creo que puede llegar a ser imprescindible, es la grabación en video y posterior visionado con el monitor. Ahí es realmente donde puedes ver tus progresos. Y, como no, tus errores. Aunque, como sabéis muy bien, también todas las cosas que haces bien, que es muy posible que sean muchas más de las que no haces bien.

En mi opinión, para mejorar, debemos ser conscientes de las cosas que hacemos bien. Si solo nos centramos en las que hacemos mal es posible que estemos bloqueando nuestra capacidad de aprender, o, al menos, no la estemos utilizando de la mejor manera posible.

PUBLICIDAD Content_4

Muy importante me parece comentar que durante la clase vas con un auricular por el que escuchas, en todo momento, los comentarios que el monitor te va haciendo. Diríamos que es muy cómodo porque no hace falta que vaya a tu lado ni gritándote (para poder escucharlo). Incluso cuando él hace primero la demostración y su bajada lo vas escuchando y, mucho más importante, cuando tú vas haciendo la tuya él te va hablando con lo que te quiere comentar, el movimiento sobre el que tienes que incidir,… Es muy cómodo y MUY útil. Casi diría que una de las cosas más importantes de la Top Class, el ir con los intercomunicadores.

Oriol preparando los intercomunicadores.

 

El Top Class ofrece también diferentes posibilidades, como podrían ser la reserva en restaurantes de la estación, traslado al hotel, al aeropuerto,… En definitiva todo aquello que puede hacer que tu experiencia aprendiendo esquiar sea lo más agradable posible.

Mi clase

Como os decía, en mi caso, ya había tenido anteriores contactos con Oriol y teníamos una idea concreta de en qué puntos íbamos a enfatizar nuestra práctica. Desde el principio el buen entendimiento con Oriol, unas inquietudes similares respecto al esquí, el hecho de que sea un gran deportista,… Son pequeñas cosas que hacen que tengas «buen rollo».

 

Gran día de esquí, creo que si te vas a casa con una buena sonrisa es que tu clase ha valido la pena…

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Me parece importante que un monitor de esquí trate de potenciar lo que ya haces bien y te dé unos cuantos consejos muy puntuales pero que te hacen mejorar de manera global a la hora de esquiar. En este caso, con tres o cuatro cositas sencillas vamos a conseguir (ahora tendré que practicarlo) que mi esquí sea más fluido, natural y efectivo.

A los que tenemos la suerte de esquiar bastante días por temporada nos va muy bien que nos den un buen consejo, o dos o tres, de vez en cuando porque, de otra manera, esquiamos mucho tiempo con los mismos vicios y luego cuesta mucho quitarlos. Es una de las cosas que me hace tomar clases cada temporada.

El monitor

Oriol es un profesor meticuloso, pero práctico y dinámico. Enseguida ve dónde puede incidir, explica, demuestra y te hace esquiar. En el mismo momento te va corrigiendo con el auricular y es realmente práctico. Hablamos mucho de esquí, de material, de nieve… En definitiva es un vicioso de la nieve, como lo somos muchos de nosotros, que ha conseguido vivir de lo que realmente le gusta. Y su trabajo lo hace con pasión. Eso se nota en cuanto llevas un poco de rato con él.

Mucho diálogo y buenas explicaciones. Sencillas pero técnicas y precisas.

 

Pero, además, yo hace muchos años que me fijo en los profesores de las escuelas de las diferentes estaciones. Y el día anterior me fijé en un grupo de tres profesores que, después de las clases, se fueron a hacer «bumps». A estas alturas de la temporada, con la nieve ya un poco primavera, con bastante calor, … El profesor que se va a perfeccionar a los baches es que disfruta del esquí. Muchos están mirando el reloj para irse a casa, a tomar algo, a descansar… La pasión, si encuentras un profesor que tiene pasión por el esquí ya tienes mucho ganado. Y Oriol la tiene… Lo sabía ya, pero más tarde me lo demostró con creces.

En el rato del café sigues hablando de esquí, de nieve, de material, de deporte… Mola encontrar un monitor que tiene las mismas inquietudes.

 

Después de tomar un café reanudamos la clase. Realmente también fue clase el rato del café, porque cuando no paras de hablar de esquí…

Final

No te das cuenta y se hace la una del mediodía volando. Si estuviéramos picando piedras seguro que el tiempo pasaría muy despacio, pero esquiando con un esquiador de gran nivel que te está ayudando a mejorar… El tiempo pasa volando.

 

De la cámara al teléfono y a estudiar…

 

Así que nos fuimos de nuevo a la escuela, a recoger el resto de material y a ver el video que habíamos grabado. El video… Ya sabéis cómo son los videos… Si eres crítico con tu esquí solo ves defectos, si te explican las cosas que haces bien ves cosas que te gustan… Y de eso se trata. Porque hay mucho que aprender todavía, pero no está nada mal lo que ya sabemos hacer… Y con esa idea terminas la clase… O no.

Bonus

No terminas, porque Oriol, en este caso que tenía después libre, se vino a esquiar conmigo, y yo que iba a practicar por mi cuenta tuve el lujo de seguir practicando con un monitor Top Class… Y no quería, pero nos fuimos a los «bumps», y digo que no quería porque me gusta meterme pero por mi cuenta, cuando estoy solo, sin sentir presión… Aunque es mucho mejor hacerlo con alguien que sabe cómo hacerlo, como es el caso. Y sí, lo disfruté y hasta llegué a hacer algunos cuantos con cierta fluidez… Y luego volví yo solo y salieron un poco mejor todavía.

 

Después de haber terminado la clase nos fuimos a esquiar… Un lujo

 

No a cualquiera le apetece hacerse unos «bumps» casi a las 2 de la tarde, pero si hay pasión …

 

Cuando acabaron los baches seguimos esquiando por la pista como esquiaría con cualquier amigo de gran nivel… Y fue una gozada hasta el último giro. Libres, rápidos, precisos… Esos giros que quieres hacer pero que nunca terminan de salir como quieres que salgan… Pues salían solos. Y eso que eran las dos de la tarde, y que habíamos esquiado bastante, y que la nieve ya no estaba para mucho, y que hacía calor y que… todas esas cosas que hacen que otras veces las cosas no salgan como tú quieres quedaban desbordadas por la pasión que sientes cuando esquías a gusto.

Resumen

Me llevo una gran clase de esquí, un enfoque más positivo de mi manera de esquiar, el haber conocido un poco más a un gran esquiador y profesor de esquí que es Oriol Ballester y el saber que la temporada que viene estará ahí para dar otro toque a mi esquí. El año que viene repito Top Class seguro, vale mucho la pena.

Aquí os dejo un video de dos minutos de lo que pudimos grabar, que no fue mucho porque teníamos mucho que esquiar, creo que vale la pena verlo.

 

 

Por cierto amigos, ¿habíais pensado en que la temporada terminaba? ¡Qué va! Está nevando, y vamos a tener un final de temporada excelente. Ya no hay duda de qué voy a hacer con la familia durante las vacaciones de Semana Santa. La playa puede esperar.

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

6 comentarios en «Top Class»

    • He puesto un enlace con los precios. Te los resumo:

      Una Top Class de 1/2 día son 267 €. Si cogieras una clase particular de 4 horas vendría a ser unos 180 €. Sí, es más caro. ¿Vale la pena? Yo estoy muy contento con la experiencia.

      Es como todo, nunca sabes si aciertas con lo normal o si vas a buscar un poco más. En cualquier caso, el hecho de tomar clases, de reciclarse, de intentar mejorar un poco, me parece un capricho que «debemos» (entre comillas) darnos los esquiadores de vez en cuando.

      Responder

Deja un comentario