Val d’Aran, un paraíso de esquí y après-ski
PUBLICIDAD

Val d’Aran, un paraíso de esquí y après-ski

Situado en pleno centro de los Pirineos, Val d’Aran es el único valle atlántico de la cordillera española. Esta privilegiada situación le dota de una gran variedad paisajística que permite disfrutar de la naturaleza en todas sus facetas y en todas las estaciones del año.

En invierno su mayor atracción es Baqueira Beret, una de las mejores estaciones de esquí de los Pirineos. Referente nacional e internacional para los amantes de los deportes de invierno, su estratégica localización garantiza una adecuada cantidad y calidad de nieve que permite la práctica de todas las modalidades: esquí alpino, snowboard, esquí nórdico, telemark…

Baqueira-Turisme-Val-dAran
Créditos: @valdaranphotos

La estación, está formada por cuatro grandes zonas: Baqueira, Beret, Bonaigua y Baciver. Cuenta con 111 pistas para el esquí alpino y snowboard, además de 7 kilómetros de circuito de esquí nórdico, snowpark y boardercross, distribuidos en un área esquiable de total de 2.273 de hectáreas. El dominio, con un desnivel de 1.110 metros, se inicia en la cota 1.500 de Baqueira y alcanza los 2.610 metros de altitud en el Cap de Baciver.

Après-ski para todos

La zona es ideal también para realizar otras actividades que permiten disfrutar igualmente de la nieve y de la alta montaña. Diferentes empresas especializadas se encargan de organizar excursiones guiadas por expertos conocedores de la montaña, con raquetas, esquí de montaña, motos de nieve, trineos tirados por perros o caballos, que nos descubren impresionantes paisajes invernales.

El Camin Reiau, que recorre la Val d’Aran, ofrece agradables recorridos, algunos de los cuales se pueden realizar con raquetas. A través de ellos se puede conocer otro de los atractivos turísticos de la Val d’Aran, los idílicos pueblos que han conservado su autenticidad y pintoresca arquitectura tradicional.

Constituyen pequeños enclaves de estrechas callejuelas empedradas, a menudo rodeados de frondosa naturaleza. Algunos, incluso se encuentran encaramados en montículos que permiten disfrutar de espectaculares panorámicas del valle. Construidos para resistir el invierno y la nieve, sus edificios son de piedra, pizarra y madera, y se integran perfectamente en el paisaje del valle.

Con una singular identidad propia, este territorio ha sabido conservar su patrimonio lingüístico, artístico, cultural e industrial. Una herencia que se ha integrado en la naturaleza, dando lugar a itinerarios históricos que invitan a descubrir el estilo de vida de siglos pasados y a participar con sus gentes de sus fiestas tradicionales. Destaca su particular arte románico y gótico únicos en el mundo, reflejado en las numerosas iglesias con hermosas esculturas, pinturas o pilas bautismales y otras piezas arquitectónicas sacras.

Gracias a las aguas sulfúricas que brotan generosamente de una profundidad de más de 300 m, a una temperatura de más de 30ºC, el valle ha apostado por el wellness, la salud, el bienestar y el relax.

La Val d’Aran cuenta con centros termales de prestigio internacional como las Termas de la Baronía de Les y Es Banhs de Tredòs con los más avanzados programas y tratamientos para la salud, además de las piscinas públicas de aguas termales de Arties. Asimismo, el territorio se ha consolidado como destino turístico saludable por su amplia oferta de servicios y actividades relacionadas con el bienestar físico y emocional.

Experiencias gastronómicas

La gran riqueza de la Val d’Aran también está en su mesa y si visitas la zona debes vivir una auténtica experiencia gastronómica aranesa. Recetas de la cocina tradicional y platos más sofisticados recogen todo el sabor de este lugar de los Pirineos donde, además de su famosa olla aranesa, puedes degustar deliciosas especialidades a base de caza y pesca, patés de gran calidad, productos tan sanos como sus frutas silvestres, aromáticas crêpes, sopas tradicionales, etc.

Olha Aranesa - Credits Val d'Aran Photos
Olha Aranesa. Créditos: Val d’Aran Photos

Además, encontrarás la marca de garantía “Productes dera Val d’Aran” en las mesas de los mejores restaurantes del valle, en platos cocinados con ingredientes recién salidos del obrador de nuestros productores artesanales. Este sello pone en valor la calidad diferenciada y la producción artesanal en origen de más de 45 productos elaborados por 17 productores de la Val d’Aran. También podrás adquirir estos productos en algunos supermercados y tiendas gourmet.

Foto de portada: @valdaranphotos

Deja un comentario