Vallnord -helicòpter-ok
El esquí es la gran estrella en Vallnord, pero ni mucho menos la única opción para los visitantes, que estos días encontrarán unos gruesos de entre 20 y 70 centímetros. Entre el abanico de actividades alternativas para los usuarios de los valles del norte se encuentran los vuelos en helicóptero y la práctica de Speed Ride, que combina en una sola modalidad el esquí y el vuelo en parapente. #vallnording es disfrutar de la nieve y en este caso de las vistas que nos deja.

Estas propuestas son posibles gracias a la dedicación del equipo de Vallnord para producir nieve artificial, aprovechando las ventanas de aire frío de los últimos días. Vallnord – Pal Arinsal mantiene una capa de nieve de 20 a 65 centímetros en las más del 70 por ciento de pistas que tiene a disposición de los usuarios, con el 90 por ciento de los remontadores abiertos.

La cifra de pistas acondicionadas también es del 70 por ciento en Vallnord – Ordino Arcalís, que presenta unos gruesos de nieve de hasta 70 centímetros en las cotas más altas y de 35 centímetros en las zonas más bajas. Todo ello se acompaña del 70 por ciento de los remontes en marcha.

Sobrevolar los Valles del norte en helicóptero

Un vuelo panorámico en helicóptero es la mejor manera de descubrir Vallnord a vista de pájaro. La empresa Heliland organiza vuelos en Vallnord – Pal Arinsal y Vallnord – Ordino Arcalís, de entre 10 y 15 minutos de duración. En la primera opción, el helicóptero sobrevuela La Massana, el valle de Ordino, El Serrat, los estanques de Tristaina, Arcalís, los estanques Forcats, el pico de Comapedrosa, el estanque de las Truites y Arinsal, para acabar esta experiencia inolvidable de nuevo en La Massana. Sólo nos faltaría aterrizar en una cumbre nevada para sentir de primera mano las sensaciones de una subida de heliesquí. Si se opta por un vuelo más largo, el de 15 minutos, el recorrido será el mismo, saliendo de Arinsal, y se prolonga por la estación de Pal, el pico de Carroi, Andorra la Vella y Escaldes hasta volver a La Massana.

Dejarse deslizar por la nieve y volar con parapente, todo en uno

Esquiar y tener vistas de pájaro se aglutinan en un solo pack para abordar la nieve de una manera diferente, de las más veloces y trepidantes y que se puede encontrar en Vallnord. Así como en el Coll de la Botella de Vallnord – Pal Arinsal se puede practicar parapente, en una modalidad más sencilla, en Vallnord – Ordino Arcalís se puede combinar el vuelo con el surf de nieve. Existen cursos de diferente duración para adentrarse o bien convertirse en un pro del Speed Ride. Así, hay clases intensivas de 8, 12, 16 y hasta 24 horas.

Día de Reyes en Vallnord

Con la emoción de poder disfrutar de Vallnord a vista de pájaro tampoco se puede olvidar que estamos en la semana más esperada para los niños, la semana de Reyes. Y en Vallnord está todo preparado para este día tan especial. En Vallnord – Pal Arinsal sus majestades enviarán a sus pajes, el jueves 5 de enero, al edificio La Caubella de Pal, donde recogerán las cartas de los niños y se llevarán a cabo muchas actividades. En Vallnord – Ordino Arcalís también se vivirá una tarde llena de ilusión con la presencia de Melchor, Gaspar y Baltasar, que llegarán esquiando a la estación. El punto de encuentro será el restaurante Planells, donde también se organizará una chocolatada y se realizarán actividades para niños, como por ejemplo talleres de maquillaje.