Vallnord ha cerrado el puente de la Purísima registrando un total de 21.000 esquiadores, una cifra muy positiva que supera ligeramente la del año pasado. Durante estos días los tres sectores han dispuesto de más del 90% de las instalaciones abiertas. El buen tiempo y las buenas condiciones de la nieve también han sido claves para cerrar la primera cita de la temporada en positivo.

Las excelentes condiciones de nieve en los tres sectores de Vallnord así como la meteorología favorable han permitido cerrar el puente de la Purísima con una cifra positiva. En estos tres días se han contabilizado 21.000 esquiadores , la mitad de los cuales se registraron durante la jornada del sábado.

“Los resultados son muy buenos ya que hemos hecho cifras superiores a la temporada pasada a pesar de tener un día menos de puente. Las nevadas del mes de noviembre generaron un buen ambiente entre los esquiadores y esto se ha visto reflejado en el empleo de estos días ” explica Martí Rafel, director general de Vallnord, quien también se muestra optimista de cara las semanas de Navidad.

Durante el puente de la Purísima, los esquiadores han podido disfrutar de más del 90% de las instalaciones abiertas con una calidad de nieve polvo gracias a las nevadas de la semana pasada con espesores que llegaban a los 140 cm en las cotas altas. En cuanto a las actividades, todas operativas, han recibido una buena acogida por parte del cliente así como también los diferentes puntos de restauración de los sectore .

El cliente principal han sido las familias procedentes de Cataluña, la Comunidad Valenciana, de Madrid y del País Vasco, entre otras comunidades. Los hoteles de los Valles del Norte han tenido una ocupación superior al 80% y la estancia media se situó en dos pernoctaciones por cliente y dos días de esquí.

www.vallnord.com