Dream trips: Esquiar en un volcán, jugando con fuego