Víctor Castellón: “El mercado español del esquí ha cambiado. Se busca más la versatilidad”

Coincidiendo con el arranque de temporada, nos llega la entrevista a Víctor Castellón, sales senior executive Atomic. Víctor analiza las tendencias del mercado de los deportes de nieve y del esquí en España y nos habla de las prioridades de la marca Atomic para esta campaña.

Si tuvieras que resumir brevemente la colección de Atomic para esta temporada, ¿qué destacarías?

La novedad principal es que ahora sí equipamos ya al esquiador de los pies a la cabeza, con los esquís, cascos, botas, fijaciones, máscaras… y este año ya con la ropa; además, ésta representa un concepto diferente.

La colección de ropa de Atomic de esta temporada, ¿es el primer paso para una implantación más importante la próxima campaña?

Éste es el primer año, con una primera colección con tres líneas muy diferenciadas. La primera con el concepto nuevo de vestirse por capas. La segunda es la vestimenta por capas pura y dura del mundo del outdoor, y la tercera la línea básica, que está más basada en la chaqueta que todos asociamos con el esquí. La de esta temporada es una línea más compacta, y el año que viene crecerá, con más modelos. El año que viene crecerán las tres líneas de ropa.

De los pies a la cabeza

¿Cuánto tiempo se ha estado desarrollando la colección de ropa?

Cuatro años. Poco a poco ha ido cogiendo forma. Lo que la hace única es que ha sido desarrollada colaborando estrechamente con los corredores, básicamente con Daron Rahlves y Dana Flahr. Yo destacaría que antes del lanzamiento de esta línea de ropa se hizo un estudio de la necesidad real de mercado, de lo que pide el esquiador, y vimos que lo que se demanda es una prenda all mountain, muy versátil, y también apreciamos que muchos esquiadores se inspiraban en los freeriders; de ahí que la colección esté inspirada en el freeride, pero pensada para el día a día.

Por lo que respecta al catálogo de material duro, Atomic sigue estructurando su colección en cuatro familias bien diferenciadas.

Sí. Una sería la colección race, para el esquiador que busca precisión en pista; otra sería el all mountain, que es donde está el gran volumen del mercado, donde la gente busca versatilidad. Después estaría el freeski, que engloba el freeride y el freestyle, y por último la categoría emergente, pequeña, pero que va creciendo cada día, que es el esquí de travesía.

¿Qué productos de cada una de las familias destacarías por encima del resto?

De la línea race el nuevo esquí Doubledeck. Se trata de la tercera generación, un esquí con más prestaciones, totalmente nuevo. De la línea all mountain la principal novedad es toda la línea de ropa y la bota Hawx, que responde a la tendencia cada vez mayor de la personalización de las botas. De hecho, todas nuestras botas Hawx y Redster se pueden personalizar al pie de cada esquiador. En la familia del freeski la novedad es el nuevo esquí Ben Chetler, este modelo lleva ya cinco años con nosotros que han pasado muy rápidos. Este año este esquí es totalmente nuevo, con una tecnología nueva, la Horizon Tech, que permite mayor flotabilidad y maniobrabilidad en la nieve polvo. Finalmente, en esquí de travesía toda la gama es nueva. Tendríamos los Backland para los que buscan más versatilidad, subir y bajar en condiciones, y los Ultimate, que hasta ahora sólo habíamos tenido el esquí de competición. Ahora aparece un hermano nuevo, el 78 de patín, muy ligero, 900 gramos, que permite subir y bajar bien.

A día de hoy, ¿qué imagen crees que tiene Atomic en el mercado español?
Somos la marca de referencia en esquís de alpino, tal como sucede en el resto del mundo. Es verdad que la imagen de la marca ha cambiado en los últimos años. Años atrás la imagen era muy de competición y lo que se ha querido hacer, con el objetivo de equipar a cualquier esquiador, es diversificar e intentar tener los mejores productos en cada una de las categorías para poder equipar a cualquier esquiador.

La realidad del mercado español

Y, ¿a nivel internacional?

Sigue siendo la marca líder a nivel de esquís. Con la nueva imagen de querer dar respuesta a todas las necesidades de los esquiadores, de no pensar sólo en la línea racing, se ha crecido en países como Estados Unidos, donde la categoría race no es la más importante y donde el freeride y los esquís anchos son los que marcan tendencia. Ahora, por ejemplo, tenemos una buena presencia e iconos como Ben Chetler, que es un referente en su país, nos ayuda a vender. Tener atletas de primera línea nos ayuda a que la marca esté visible en todos los campos, no sólo en el esquí alpino, sino en todos. Pero esto no quiere decir que olvidemos el esquí de competición alpino, donde tenemos al tres veces consecutivas ganador de la Copa del Mundo, Marcel Hirscher.

Y, desde la casa madre de Atomic, en Altenmarkt, ¿cómo ven el mercado español del esquí?

Ellos son conscientes de las cifras que hay, de la realidad del mercado, y saben nuestra posición, y saben que en todo momento luchamos por tener la máxima visibilidad y estar allí donde tenemos una oportunidad.

¿Crees que ha cambiado mucho el mercado?

Es verdad que ha cambiado. La gente cada día más busca la versatilidad, un esquí con el que pueda esquiar por pista y fuera pista. Es la familia que está creciendo. Esquís más anchos, que aporten más estabilidad; y la otra tendencia a la alza es el esquí de travesía. La gente quiere esquiar por cualquier tipo de terreno, no sólo por las pistas.

¿Y las tiendas, también han cambiado mucho?

Sí. Evidentemente hoy en día la atención personalizada es lo más importante, un ejemplo claro son las botas personalizables. El consumidor busca un buen surtido en cada una de las categorías. Un mismo esquiador hoy en día puede tener una equipación all mountain, pero a la vez una equipación de travesía para disfrutar de la nieve en cualquier momento. El propietario de una tienda quiere dar un servicio muy personalizado a su cliente, que el cliente encuentre en su tienda todo lo que necesita, y por esta razón Atomic está creciendo mucho en el segmento de las botas. Me refiero a la tecnología Memory Fit, por el hecho que la gente puede que tenga en el recuerdo la imagen de una bota antigua que costaba mucho de calzar, y nosotros rompemos con ello. Hoy en día, la personalización es un gran paso. Lo primero a la hora de esquiar es la comodidad, y si la bota tiene la forma de tu pie la jornada de esquí cambia radicalmente.

¿Creses que la crisis del sector ya es historia?

No creo que volvamos a ver el volumen de mercado que teníamos años atrás, pero sí que parece que se haya estabilizado, aunque siempre dependemos de las condiciones de nieve. Llevamos dos temporadas excepcionales, muy buenas, en las que ha habido nieve por todo el país. Pero también debemos tener en cuenta que cambian los hábitos del consumidor, con esto me refiero al alquiler, ya que el alquiler de gama media y alta está creciendo cada temporada.

 

« « % | % » »
¿Te apuntas al Newsletter?

¿Te apuntas al Newsletter?

 

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest