(Video) Fred Fugen, sky skiing en La Clusaz
PUBLICIDAD Billboard
Fotos: Red Bull

Surcando el cielo y La Clusaz, con esquís, saltando desde 6.500 metros

Saltador base profesional y deportista extremo, aparentemente sin miedo nada, Fred Fugen se atreve a hacer realidad algo que el resto de humanos no habríamos llegado ni a imaginar: saltar desde una altura de 6.500 metros para aterrizar en una pista de esquí y acabar con toda una exhibición de speedriding.

PUBLICIDAD Content_1

Y no son cuentos, porque como ya sabemos, cualquier locura de la que forma parte Red Bull queda bien registrada para la posteridad en vídeo.

El montaje tampoco es para menos, con un telesilla de 2 colgando de un globo aerostático, en el que Fugen se desplaza tranquilamente para, cuando llega el momento, levantar la barrera con total normalidad, como si llegase a la cota alta del remonte, y lanzarse al vacío con todo el equipo de esquí.

¿De dónde surgió la idea del telesilla? Fred explica que “con Vince, imaginamos saltar sobre esquís desde la parte trasera de un avión, pero nunca se había hecho porque es demasiado complicado por muchas razones. Cuando alguien me habló del telesilla, inmediatamente me lo imaginé y pensé: ‘¡eso sería una locura!’. Buscamos un helicóptero al que poder engancharlo pero ningún piloto aceptaba, así que pasamos a un globo aerostático… ¡y funcionó muy bien! Volé durante media hora en el telesilla, estaba muy bien sentado. Fue muy divertido y, sobre todo, es inaudito, ¡al menos que yo sepa!«.

Una locura bien preparada

Es importante matizar que ni un profesional como él lleva a cabo un proyecto de tal magnitud sin preparación previa.

PUBLICIDAD Content_2

Por eso, Fugen realizó más de 150 saltos de entrenamiento en los cielos de Dubai: “Volé sobre el desierto, con esquís en los pies, durante un mes… La gente nos miraba de forma extraña”.

Una vez superado el entreno de sky skiing (esquiar en el cielo), se trasladaron a La Clusaz para practicar el speedriding, que contaba con el hándicap de que el ala de paracaidismo que usaría Fugen no es el habitual de esta disciplina: “¡Mide 8,2 metros y es realmente increíble! Pero es un ala de paracaidismo, no de speedriding. Puedes hacer speedride con ella pero no está hecha para eso. Tuve que acostumbrarme a todo el equipo haciendo todo tipo de carreras, solo para saber qué iba a hacer el Día D”, manifiesta Fred Fugen.

¿Por qué La Clusaz?

El propio Fred Fugen explica que eligieron esa ubicación por motivos prácticos, pero también personales: “Vince y yo vivíamos justo al lado e hicimos muchas cosas allí. Pero la pendiente y la altitud de la montaña también correspondían a lo que yo quería hacer. Como la coreografía duraba unos 45 segundos, lo que se apega a un clásico salto en paracaídas a 4.000m y había que sumar esos 4.000m por encima de la cumbre que iba a esquiar. Y la cumbre de La Clusaz son 2.500m, lo que nos llevó a 6.500m. Por encima de eso necesitas oxígeno en caída libre y quería evitar eso porque saltar con una máscara y botellas es muy restrictivo«.

¿Os parece una locura de salto? Pues aún os impactará más saber que, para poder editar el vídeo (dirigido por Dino Raffault) que todos disfrutamos, hicieron alrededor de 15 saltos en 4 días, para así poder rodar todos los planos que tenían en mente.

PUBLICIDAD Content_3

PUBLICIDAD Mobile_Pos5

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Etape Spain

Deja un comentario