En esta época las montañas se empiezan a llenar de escaladores en busca de su gran ascenso. Ese era el caso de los dos escaladores que, pese a caer por una grieta del Everest, lograron salvar su vida y llevarse solo un susto.

Aunque con la llegada del buen tiempo las montañas muestran su lado más amable, siempre esconden una gran cantidad de peligros que nunca puedes ningunear. Debes mantenerte con los ojos más abiertos y avanzar con precaución. Nunca debes perder el respeto a la montaña, porque en una décima de segundo, se puede volver en tu contra.

Incluso tomando todas las precauciones imaginables, los sustos y desgracias pueden estar esperando a tu siguiente movimiento.

Y parece que eso es lo que la montaña tenía planeado para los dos escaladores que, tratando de cruzar una grieta en la cascada de hielo de Khumbu, se precipitaron al vacío.

Como suele ser habitual cuando inicias una aventura como la de subir al Everest, los escaladores iban unidos por una cuerda. Estos estaban cruzando al otro lado de una grieta con la ayuda de una escalera cuando esta se desprendió haciendo que uno de ellos cayera al vacío, y arrastrara a su compañero.

Afortunadamente, ambos pudieron salir ilesos de la situación, aunque con un susto considerable.

Pero… lo peculiar de la situación es que nos ha dejado un vídeo que, gracias a la publicación de Charly Snow en Vimeo, nos permite verlo con nuestros propios ojos.

Si bien es cierto que la ascensión al Everest ya no es como antaño, y en los últimos años la afluencia de escaladores que se deciden a hacerla ha crecido de manera asombrosa, sus riesgos siguen siendo los mismos.

Un vídeo que nos transmite una clara lección: nunca, jamás, subestiméis la montaña. Por muy ‘calmada’ que parezca ese día, siempre podrá con nosotros si así lo desea.