Vídeo “Drop Everything” de Markus Eder: ¿En serio es humano?