Ahora que el verano tiene los días contados, un poquito de mejor freeride nunca viene mal, ¿verdad?