La práctica del speedride (combinación de esquí y parapente), cada vez tiene más adeptos. Pero no podemos olvidar que es un deporte de alto arriesgo. Y si no, que le pregunten a Maxence Cavalade, que logró que logró salvarse de un alud gracias al parapente.

No hace mucho, nuestro compañero Alvaro Urzaiz nos mostraba un bonito vídeo de Eliot Nochez y Leo Taillefer combinando el esquí y el speedride de una manera muy poco habitual y un tanto arriesgada. Pero en esas imágenes solo se veía el lado amable de este deporte.

En el vídeo que os mostramos hoy, grabado por Maxence Cavalade en Val d’Isere, podemos ver cómo salva su vida por los pelos. El final es feliz, pero nos muestra un lado mucho más peligroso y oscuro.

Cualquier práctica de esquí de montaña entraña un riesgo añadido, y estos son los aludes. Por muy buena época del año que sea, y por muy experto que seas, éstos siempre te pueden sorprender y hacer que una maravillosa sesión de esquí se convierta en una pesadilla.

Muchas veces, somos los propios esquiadores los que provocamos esas avalanchas. Y eso es lo que le ocurrió a Maxence Cavalade.

Escapar a un alud es una misión prácticamente imposible y es la suerte la única que puede salvarte de él. La suerte… O un parapente, que fue lo que salvó a Maxence.

Las imágenes que grabó después de alzar el vuelo son sobrecogedoras. Imaginaos cómo debía estar él sabiendo que, de no haber estado practicando speedriding, habría acabado sepultado bajo toneladas de nieve.

¡Pero cuidado! Con esto no queremos decir que esta práctica sea la más segura en alta montaña, ni que sea un salvavidas. Maxence escapó, pero si no hubiese reaccionado a tiempo, él y su vela también habrían acabado bajo la nieve.