Los hay que siempre sueñan con llegar algún día a completar un backflip, pero el esquiador de freestyle Karl Fostvedt se lió la manta a la cabeza a finales de la temporada pasada en Font-Romeu y se marcó no uno, sino un doble backflip que ahora puedes revivir casi casi en primera persona. Lógicamente, abstener novatos.